El fisco ultima un formulario con el que anular la tributación para acogerse a nuevas ventajas fiscales

Hacienda alquila 12.000 licencias de trabajo remoto para que la Agencia Tributaria siga operando

El director general de la Agencia Tributaria, Jesús Gascón.
El director general de la Agencia Tributaria, Jesús Gascón.

La Agencia Tributaria ultima un mecanismo ágil que permita a aquellos contribuyentes que ya habían pagado sus impuestos beneficiarse de las últimas ventajas fiscales aprobadas por el Consejo de Ministros a fin de paliar los efectos económicos de la pandemia del Covid-19.

Así lo reveló ayer el director general de la Agencia Tributaria, Jesús Gascón, en un encuentro telemático con prensa organizado por el Consejo General de Economistas y el Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF).

Entre las últimas medidas tributarias aprobadas por el Gobierno, está la posibilidad de que los autónomos dejen de tributar por el sistema estimativo de módulos para hacer por el de estimación directa o que las empresas que pagan en función de los resultados de 2019 pasen a hacerlo por sus ingresos reales.

Gascón aclaró que se permitirá a quien ya haya pagado impuestos con el modelo anterior anular sus declaraciones para acogerse a las nuevas condiciones. Para ello, anunció, la Agencia Tributaria ultima un formulario específico que permita solicitar este cambio de forma ágil, a fin de que la tributación sea compensada adaptándose al nuevo sistema elegido.

Este mecanismo se armará partiendo de la experiencia que se obtuvo el año pasado con la implantación de un cauce de reclamación del IRPF de las prestaciones de maternidad y paternidad, que el Supremo declaró exentas.

Aunque fuentes fiscales aclaran que los contribuyentes ya tienen otras posibilidades para corregir sus declaraciones, este mecanismo permitiría agilizar los plazos a fin de que los afectados por la pandemia puedan gozar antes de las facilidades aprobadas por el Gobierno.

Trabajo en remoto

Por otra parte, el Gobierno ha tomado nuevas medidas para facilitar la atención remota desde la administración tributaria. A fin de garantizar que el grueso de los funcionarios del fisco son capaces de realizar su labor desde casa, en medio de un estado de alarma que impone el confinamiento en los hogares y el cierre de las oficinas públicas, en plena campaña de la Renta, el Ministerio de Hacienda adjudicó este jueves un contrato para reforzar el número de licencias informáticas de trabajo a distancia.

En concreto, destinó 78.000 euros a un contrato de “arrendamiento de un número estimado inicial de 12.000 licencias de Virtual Apps and Desktop Premium User/Device para el acceso remoto a servidores Windows en modalidad de pago por uso (CSP)”.

El contrato llega después de que, el 8 de abril, se contratara por 1,05 millones de euros un servicio de “suministro, actualización, soporte técnico premier y servicios de consultoría estratégica de productos Microsoft” también en el marco de la pandemia, recoge el BOE.

Normas
Entra en El País para participar