Roche carga contra la ética de algunos vendedores de test y los considera “desastrosos”

La farmacéutica suiza prevé lanzar su propia prueba en mayo y eleva un 2% sus ventas en el primer trimestre, además de confirmar previsiones anuales

Roche test coronavirus
Sede central de Roche en Basilea (Suiza). Reuters

El director ejecutivo del gigante farmacéutico Roche ha señalado sin tapujos que algunas de las pruebas para detectar el coronavirus son "un desastre". Severin Schwan ha descrito de esta manera algunos test de Covid-19 que circulan en el mercado durante la presentación de resultados del primer trimestre. Durante la conferencia telemática la farmacéutica ha explciado que espera tener su prueba de detección del patógeno lista para mayo y ha confirmado sus previsiones para el conjunto del ejercicio.

Schwan ha indicado que al desarrollar su propio test de anticuerpos, Roche estudió algunos de los productos existentes que ya se ofrecen pero que los rechazó al no considerarlos fiables para determinar si alguien ha tenido en algún momento la enfermedad, informa Reuters. "Es un desastre, estas pruebas no tienen ningún valor o en todo caso tienen poca utilidad", ha aseverado el director ejecutivo. Sobre algunas compañías, el directivo ha añadido que "es éticamente cuestionable que salgan con estas cosas" en referencia a los productos que ofertan para el Covid-19. 

El director ejecutivo también ha tenido palabras para Reino Unido, uno de los países más afectados por la pandemia (más de 17.000 fallecidos y al menos 120.000 infectados hasta el momento). Schwan ha destacado que ese país no ha invertido todo lo que debía en infraestructura de pruebas para el coronavirus, asegura Bloomberg. La compañía se ha mostrado optimista con su prueba de anticuerpos gracias a los "buenos resultados" que ha observado durante su preparación los últimos días.

Aumenta un 2% las ventas y confirma previsiones

La farmacéutica suiza ha confirmado que alcanzó una cifra de negocio de 15.143 millones de francos suizos (14.381 millones de euros) en los tres primeros meses de 2020, lo que supone un avance del 2,1% en comparación con sus ingresos durante el mismo periodo del año anterior y del 7,1% sin tener en cuenta el impacto del tipo de cambio, según anunció la compañía, que ha confirmado sus previsiones para el conjunto del ejercicio.

La división farmacéutica de Roche fue la principal responsable del crecimiento durante el primer trimestre, con un aumento de la facturación del 3% respecto del mismo periodo de 2019, hasta los 12.262 millones de francos suizos (11.645 millones de euros).

En este sentido, el crecimiento de los ingresos de Roche se estancó durante el trimestre en Estados Unidos, mientras que en Europa aumentó un 8%, en Japón un 1% y en el resto de mercados un 8%. La cifra de negocio de la división de diagnósticos del laboratorio helvético registró una bajada del 1% de la cifra de negocio, hasta 2.881 millones de francos suizos (2.736 millones de euros).

"La pandemia de coronavirus durante el primer trimestre supone un reto sin precedentes, en particular para los sistemas sanitarios de todo el mundo", ha señalado el consejero delegado, destacando que el negocio de Roche ha demostrado su resiliencia en este complicado entorno.

Por otro lado, tras evaluar el impacto del Covid-19, Roche ha confirmado sus expectativas para el conjunto de 2020, cuando espera que sus ventas crecerán hasta un 5% como máximo, sin tener en cuenta el efecto del tipo de cambio, mientras que espera que el beneficio 'core' por acción aumentará en línea con las ventas. Asimismo, Roche indicó que prevé incrementar su dividendo en francos suizos.

Normas
Entra en El País para participar