Tecnología

Xiaomi gana 1.300 millones en 2019, un 25% menos por atípicos financieros

El fabricante chino de 'smartphones' ve señales de recuperación de ventas en China tras la epidemia por el Covid-19, pero cree que las ventas globales sufrirán hasta mayo

Un joven utiliza un smartphone de Xiaomi.
Un joven utiliza un smartphone de Xiaomi.

Xiaomi, el fabricante chino de móviles y otros dispositivos de electrónica de consumo, ha recortado un 25,9% su beneficio neto en 2019. La compañía redujo sus ganancias anuales hasta los 10.044 millones de yuanes (1.293 millones de euros) debido a atípicos financieros, ya que durante el año pasado la multinacional registró un impacto positivo de 12.514,3 millones de yuanes (1.610 millones de euros) por el cambio de valor contable de sus participaciones preferentes en otras empresas.

La facturación de la empresa aumentó en un 17,7% hasta 205.838,7 millones de yuanes (26.480,9 millones de euros). Su negocio de teléfonos móviles volvió a ser su principal actividad, impulsando sus ventas un 7,3% hasta los 15.707,4 millones de euros. El área de Internet de las Cosas (IoT) y estilo de vida fue la segunda más fuerte, con unas ventas de 7.987 millones de euros (un 41,7%), seguida por la división de servicios de internet, que subió un 24,4%, hasta los 2.552,3 millones de euros.

En el último trimestre del año, Xiaomi obtuvo un beneficio neto de 2.436,2 millones de yuanes (313,4 millones de euros), un 28,2% menos, pero muy por encima de las estimaciones de los analistas, que apuntaron a 1.880 millones de yuanes. La firma elevó entre octubre y noviembre un 27,2% sus ingresos, hasta 56.469,7 millones de (7.263,6 millones de euros), superando las estimaciones de los analistas. En ese periodo, los ingresos por smartphones se elevaron un 23% hasta los 30.800 millones de yuanes, representando casi el 60% de la cifra de negocios de la compañía.

Xiaomi sigue teniendo en China su principal mercado, aunque su peso en los ingresos totales de la compañía cayó ligeramente. Mientras, los mercados internacionales pasaron de representar un 40% a un 44,3%. La firma ingresó fuera de China 11.747 millones de euros, un 30,3% más que en 2018. Según los datos facilitados por Xiaomi, en Europa Occidental, sus ventas de teléfonos inteligentes crecieron un 115,4% durante el último trimestre de 2019, y en España, asegura ser ya el segundo mayor vendedor de smartphones, con un crecimiento interanual del 65,7%, informa Efe.

En un encuentro telefónico con la prensa, el presidente de Xiaomi, Wang Xiang, y el director financiero y presidente de internacional, Shou Zi Chew, han explicado que la compañía ya ha recuperado entre el 80% y 90% de su capacidad de producción en China después del impacto que tuvo el brote de coronavirus en el país y que le llevó a cerrar temporalmente sus fábricas.

Según los directivos, el mercad chino ya ha entrado en una etapa de recuperación casi completa. "El momento más difícil de la crisis en China fue el mes de febrero, y esa fase ya se ha superado", dijeron. Además, han asegurado que, con su nivel actual de producción, son capaces de satisfacer la demanda global de sus productos, así como que no están registrado problemas "serios" de suministro por la expansión del brote a otros países o regiones, informa EP.

Respecto a Europa, han subrayado que vigilan atentamente la situación en la zona y que en la compañía están haciendo todo lo posible para apoyar al continente en su lucha contra el coronavirus, como refleja, por ejemplo, la reciente donación de mascarillas. "Pensamos que Europa será capaz de luchar contra la epidemia", han asegurado.

Chew dijo que esperaba que la demanda de teléfonos inteligentes sea "resistente" a nivel mundial a pesar de que el virus se está extendiendo a otros países. El directivo reconoció que la pandemia va a tener un gran impacto en las ventas globales durante los meses de marzo y abril, pero dijo que espera ver signos de recuperación en mayo. "Si tomamos como referencia la experiencia de China, creo que la demanda de teléfonos inteligentes será resistente ", dijo Chew.

Xiaomi, que invirtió en I+D el pasado año 965 millones de euros, casi un 30% más, ha explicado que prevé seguir enfocándose los smartphones 5G, en productos vinculados al internet de las cosas. La compañía también planea seguir reforzando su apuesta internacional.

Normas
Entra en El País para participar