WhatsApp toma medidas para reducir el consumo de datos en la cuarentena

WhatsApp toma medidas para reducir el consumo de datos en la cuarentena

Pone algunas limitaciones de uso.

No es la primera noticia que llega de este tipo en la última semana. Ya cuando comenzaron a unirse países a la cuarentena por el coronavirus en Italia, España, Alemania o Francia, las autoridades europeas pidieron a los proveedores de servicios en streaming que redujeran el ancho de banda de sus emisiones para que internet no colapsara.

Así que Netflix, Disney+, Amazon Prime Video, YouTube, etc. coincidieron en reducir la calidad de la imagen de sus emisiones a calidad SD (480p) y no fueron los únicos en tomar medidas: también Sony o Microsoft, han reducido la velocidad de las descargas en sus plataformas de juego por lo que bajarse un videojuego, o una demo, o una actualización, es ahora más lenta que hace diez días.

WhatsApp se une al club

El caso es que con la excusa de que apenas mandamos textos o que las imágenes no pesan más que unos pocos kilobytes, parecía que WhatsApp quedaba excluida de esas limitaciones pero no será así. Y buena culpa de ello la tiene que el crecimiento del tráfico en la aplicación ha alcanzado casi el 700% solo en nuestro país. 

Por esta razón, y otras muchas de naturaleza parecida en otros países, WhatsApp ha decidido tomar medidas para que ahorremos datos y a partir de ahora se impone un recorte (temporal) en el envío de vídeos a través de la app de mensajería. Ya no podremos adjuntar a nuestro estado clips que tengan una duración de 16 segundos o más, sino que el nuevo máximo se sitúa en 15.

De momento esta limitación ha llegado a territorios superpoblados como la India (más de 1.300 millones de habitantes) pero acabará por extenderse al resto de continentes. Así que en el momento que veáis que WhatsApp os empieza a decir que se ha producido un error en el envío de algún vídeo, no le echéis la culpa al móvil o a la cobertura: simplemente tendréis que recortarlo más o tal vez optar por un método alternativo de envío más económico (en datos).

Es importante destacar que esta limitación es temporal, y que no se toma de manera definitiva sino mientras dure esta situación de confinamiento obligatorio en una buena parte del planeta y el consumo de internet vuelva a la normalidad. Detrás subyace la lógica preocupación de evitar que exista el riesgo de colapsar los servidores, o las infraestructuras, que tienen que mantener activos, sobre todo, los servicios sanitarios y de emergencias que luchan minuto a minuto contra la pandemia.

Normas
Entra en El País para participar