El Tesoro logra colocar 5.000 millones de euros en plena tormenta

Subasta 1.550 millones en bonos a 10 años a un precio tres veces mayor

Tesoro publico coronavirus

El Tesoro ha celebrado hoy la subasta de deuda más convulsa de los últimos años, en plena tormenta financiera causada por el impacto económico incalculable del coronavirus. Ha salido a buscar financiación justo pocas horas después de que el BCE se viera forzado a actuar de urgencia ante el intenso repunte de las primas de riesgo y a lanzar un macroprograma de compras de deuda por 750.000 millones de euros.

Su compromiso con la estabilidad financiera de la zona euro, cuestionado días atrás por el mercado, ha servido para rebajar el alza de las rentabilidades de los bonos y para favorecer la colocación de hoy de deuda del Tesoro español, en su primera subasta de bonos y obligaciones una vez declarado el estado de alarma en España. En la jornada de ayer, la pirma de riesgo española llegó a dispararse sobre los 160 puntos básicos y hoy se modera al entorno de los 100.

El Tesoro ha captado hoy 1.299 millones en bonos a 3 años a un interés marginal del 0,024%, frente al -0,397% de la subasta anterior. En la emisión de obligaciones a 10 años, en la que ha adjudicado 1.550 millones, el interés se ha encarecido al 0,661%, desde el 0,182% del tipo marginal anterior, y en la de plazo más largo, a 13 años, el interés ha subido al 0,827%, desde el 0,608% anterior, tras vender 500 millones. El Tesoro también ha colocado 1.670 millones de euros en bonos a 7 años al 0,473%. En total, ha adjudicado 5.040 millones de euros, el importe máximo previsto, aunque a un coste muy superior al de subastas previas.

El Tesoro contará en sucesivas subastas con el vital apoyo del BCE y su programa de compras, de tal magnitud que podrá responder sin problemas a las necesidades de financiación del Estado español. La pandemia del coronavirus va a obligar a más gasto público y va a elevar el nivel de endeudamiento de las economías, con lo que los gobiernos de la zona euro tendrán que revisar sus programas de financiación.

El Tesoro español había previsto una emisión neta de 32.500 millones de euros, una estimación que se queda corta cuando algunas estimaciones apuntan ya a un incremento del ratio de deuda sobre PIB para este año en entre 5 y 10 puntos porcentuales. Pero el plan de compras extraordinario anunciado por el BCE garantiza la adquisición de deuda española en 2020 por un mínimo de 72.000 millones de euros.

Normas
Entra en El País para participar