Las caídas se moderan en Wall Street tras un día de pánico: el Dow Jones cede un 6%

El Ibex cae un 3,44% en una nueva sesión de pesimismo global

Crisis coronavirus Ibex
Un operador del la bolsa de Nueva York en la sesión del miércoles 18 de marzo. AFP

Nada parece capaz de calmar a los mercados. Ni los paquetes de estímulo aprobados por los distintos países ni las limitaciones a las compras en corto han logrado apaciguar el temblor que provoca el coronavirus y las cuarentenas aplicadas para frenarlo. Nadie se atreve a calcular el impacto y la duración de los efectos y esa incertidumbre asfixia a las Bolsas. El signo negativo se ha impuesto de nuevo en los parqués del Viejo Continente con caídas que alcanzan el 5,94% y el 5,47% en el caso del Cac 40 y el Dax. El Ibex 35 no ha sido una excepción y ha sucumbido al miedo, aunque limitando los descensos al 3,44% hasta situarse en los 6.274,8 puntos. Al otro del Atlántico, Wall Street ha tenido que volver a cerrar durante 15 minutos ante la magnitud de los desplomes. Es la tercera vez en menos de dos semanas que se activa este mecanismo.

Los tres principales índices de EE UU vuelven a desplomarse con violencia. Las pérdidas llegaron a superar el 10%, aunque finalmente se moderaron al cierre. El Dow Jones cayó un 6,3%; el S&P 500, un 5,2%, y el Nasdaq, un 4,7%.

Las acciones de Boeing cayeron un 22% en el Dow Jones. En lo que va de año, la compañía aeroespacial ya ha perdido un 70% de su valor. Las ventas han sido menos drásticas para gigantes como Apple, Microsoft o Google, ya que retroceden en torno a un 2,4%, el 4,2% y un 2,4%, respectivamente.

Dentro del Ibex, ACS y Meliá se han llevado la peor parte dentro del principal selectivo español al bajar ambos un 14,68%. Ferrovial, ArcelorMittal y Cie Automotive también han sufrido severos castigos al dejarse el 11,13%, un 10,24% y el 12,86%. La mitad de los valores del Ibex han perdido hoy más de un 4% de su valor.

Inditex ha acaparado parte del protagonismo ya que ha publicado sus cuentas y ha anunciado provisiones de 287 millones de euros para afrontar la situación actual de incertidumbre provocada por la pandemia del Coronavirus y ha aplazado el reparto de dividendo al no darse las condiciones necesarias en este momento. Finalmente, las acciones de Inditex han caído un 1,61%. Entre los mejores, han destacado Grifols, Aena y Bankia, avanzando más del 6,6%.

Por su parte, la prima de riesgo española, que es la diferencia entre el rendimiento del bono español y el alemán del mismo plazo, ha llegado a superar este miércoles los 160 puntos básicos, un nivel en el que se no se situaba desde junio de 2016. También se ha disparado el riesgo país de Italia hasta los 300 puntos básicos. Entre los inversores arrecia el temor a una nueva crisis de deuda, pero finalmente la situación se ha relajado después de que el BCE asegurara que el organismo está listo para contrarrestar "la agitación del mercado".

Aitor Méndez, de IG, señala que "la aversión al riesgo que ha provocado una auténtica sangría en la renta variable empieza a trasladarse ahora también a la deuda soberana de los países europeos" debido a la incapacidad del BCE de generar tranquilidad. "No se está cumpliendo la lógica de huida a los activos refugio, como el oro o la renta fija, dado que la primera opción de los inversores está siendo la liquidez total", resume.

La Casa Blanca anunció ayer un paquete de estímulos de un billón de dólares (unos 900.000 millones de euros) para ayudar a ciudadanos, pequeñas empresas y sectores afectados, como las aerolíneas. El secretario de Estado del Tesoro ha advertido a los republicanos de que si el paquete no es aprobado en el Congreso, la economía de Estados Unidos se nfrenta a un escenario en el que la tasa de paro podría irse al 20%.

Tras conocerse el proyecto, Wall Stret cerró ayer con fuertes subidas, del 5% en el caso de S&P 500, pero este miércoles vuelven las pérdidas. Según recoge Reuters, el índice S&P 500 ha sufrido caídas o subidas de más del 4% durante siete sesiones consecutivas, la racha más larga de grandes movimientos desde 1929.

En el mercado de divisas, el euro sube un 0,2% contra el dólar, hasta situarse en 1,10 dólares. Por su parte, la libra ha llegado a ceder un 5% hasta los 1,1453 billetes verdes, niveles que no tocaba desde 1985. Esta depreciación de la divisa se produce ante el temor del mercado a que las medidas del premier británico para poner freno al coronavirus no hayan sido suficientes.

En España, el Gobierno de Pedro Sánchez anunció ayer un paquete que movilizará hasta 200.000 millones de euros, de los que 117.000 serán recursos públicos y de ellos, 17.000 serán ayudas a los afectados. Además, ha aprobado medidas de protección para los trabajadores y y respaldo a las necesidades de liquidez financiera de las empresa. También ha abierto la puerta a un blindaje de las compañías españolas afectadas por el desplome de la Bolsa, de manera que los inversores de fuera de la UE necesitarán una aprobación del Gobierno para poder tomar el control del capital.

Precisamente esta última medida provocó ayer subidas en algunos valores españoles. Sin embargo, el miedo se adueña de nuevo hoy de los mercados, ante la incertidumbre por la rápida propagación por el mundo del virus y la paralización de bienes, servicios y personas. Los expertos invitan a actuar con mucha prudencia.

"Noticias como el repunte de casos en países como Singapur, Taiwán o Hong Kong, donde se había controlado la propagación del virus de forma muy eficiente no ayudan a apuntalar la confianza de los inversores", comentan en Link Securities, donde aseguran que el mercado "continuará muy complejo".

En el mercado de materias primas, el Brent ha caído un 9,17% hasta los 25,94 dólares por barril. El Texas (WTI) ha registrado su tercera peor caída de la historia: un 24,4%, hasta los 20,37 dólares el barril, con lo que se desploma a mínimos de 18 años. 

Normas
Entra en El País para participar