Comercio electónico

Amazon contratará 100.000 personas en EE UU mientras suma cinco infectados por Covid-19 en Europa

Sube el sueldo a sus empleados de almacén dos euros la hora, pero los trabajadores de Italia y España piden cerrar plantas Los expertos alertan que más casos pueden impactar en la confianza de los clientes

Trabajadores de Amazon en un centro logístico de la compañía.
Trabajadores de Amazon en un centro logístico de la compañía.

Amazon anunció anoche que ampliará su plantilla en EE UU en 100.000 trabajadores a tiempo completo y parcial. Lo hará principalmente en las áreas de distribución, almacenes y reparto, para hacer frente al aumento de la demanda de productos online tras dictarse severas medidas de confinamiento en el país por el coronavirus. La compañía también planea reforzar sus plantillas en otros países, pero de momento no ha dado los detalles.

El gigante del ecommerce también indicó que va a incrementar hasta finales de abril el sueldo de sus trabajadores en EE UU, Europa y Canadá. Los empleados norteamericanos verán aumentado  su salario en dos dólares por hora, los del Reino Unido en dos libras y los de la UE en dos euros. La compañía ha señalado que invertirá 350 millones de dólares (314 millones de euros) para elevar los salarios.

Ante este anuncio, comunicado ya oficialmente a los trabajadores en España, la sección sindical de CC OO en Amazon en la planta de San Fernando de Henares (Madrid) aclara a CincoDías que la subida se aplica tanto para la hora ordinaria como la extraordinaria, y para el personal de nivel 1 y 3. Es decir, mozos de almacén y jefes de equipo, lo que supone un incremento en torno al 20%. Pero subrayan que su "salud no tiene precio" y piden parar la actividad ya.

A diferencia de los trabajadores de oficina de Amazon, que llevan ya días teletrabajando en todo el mundo, sus empleados de sus centros logísticos tienen que acudir a sus puestos de trabajo, algo que ya ha desatado fuertes críticas entre este colectivo. Es el caso concreto de Italia y España, donde ya se han producido cinco infectados en total, según Bloomberg. Tres de ellos han tenido lugar en España, dos en su planta de San Fernando de Henares en Madrid y otro en El Prat de Llobregat, en Barcelona. Solo en Madrid, y como consecuencia de las dos personas contagiadas, la multinacional tiene en este momento 44 empleados en cuarentena.

Desde CC OO aseguran a CincoDías que los datos facilitados por la compañía les generan muchas dudas. "Nos han dicho que de la investigación que han llevado a cabo por los dos contagiados de la planta de Madrid, uno ha estado en 14 días en contacto con 17 personas y, el otro, con 27. Pero tememos que sean muchos más por la metodología de nuestro trabajo, y por eso pedimos la paralización completa de la actividad en el centro madriñelo y en el de Barcelona". "También porque desde aquí no servimos productos de primera necesidad".

Ante la negativa de la compañía, apunta este sindicato, esta tarde presentarán una denuncia contra Amazon en la Inspección de Trabajo, tal y como habían amenazado el pasado sábado. En Barcelona ya lo han hecho, y en Italia, los trabajadores convocaron una huelga este lunes.

La compañía señaló ayer en EE UU, coincidiendo con lo que dicen aquí a nivel local, que continúan consultando con expertos médicos y de salud y que están tomando todas las precauciones recomendadas en sus edificios y tiendas para mantener la salud de las personas. "Hemos tomado medidas para mantener la distancia necesaria en el puesto de trabajo y hemos intensificado la limpieza, entre otras cosas", dijo Dave Clark, máximo responsable de Operaciones mundiales de Amazon.

Amazon, que no ha desvelado cómo se han disparado los pedidos online a su tienda tras la crisis por el coronavirus, sí ha visto afectado su servicio Prime Now de alimentación online, el cual tuvo que dejar de ofrecer entregas en dos horas. La firma se vio obligada a poner en su web que la disponibilidad podía verse limitada. En EE UU, la compañía también está sufriendo interrupciones temporales en servicios como Amazon Fresh.

La multinacional, tal y como advierte la citada agencia, se encuentra en una posición muy incómoda. Por un lado, proporciona un servicio a domicilio que puede ser esencial en momentos de confinamiento como el actual, pero mantener sus operaciones en marcha también puede poner en peligro la salud de muchos de sus trabajadores, justamente los que trabajan en almacenes y reciben los sueldos más bajos. Amazon, según advierte a Bloomberg, Alex Colvin, decano de la Facultad de Relaciones Industriales y Laborales de la Universidad de Cornell, debería considerar cerrar instalaciones y reducir el ritmo de las entregas para proteger a sus empleados. "Si no lo hace y trabajadores de sus instalaciones se contagian, esto podría impactar en la confianza de sus clientes", añade.

Normas
Entra en El País para participar