Distribución

Tendam (Cortefiel) aplica un ERTE para 7.000 personas y recortará inversiones y compras

Afecta a todas sus firmas, Cortefiel, Pedro del Hierro, Springfield y Women'secret y Fifty, y a sus servicios centrales de Madrid y Barcelona

Tendam (Cortefiel) aplica un ERTE para 7.000 personas y recortará inversiones y compras
EUROPA PRESS

Tendam, el grupo textil propietario de Cortefiel, ha confirmó la aplicación de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) para el personal de tienda de todas las marcas de España, Pedro del Hierro, Springfield, Women’secret, Fifty y la mencionada Cortefiel, tas el cierre de todos sus establecimientos en el país desde el pasado sábado.

También incluye a plantilla de las oficinas de Madrid y Barcelona salvo unos servicios mínimos que “permitan garantizar que la compañía opere con normalidad en este periodo incierto”, informó en un comunicado.

Se trata de alrededor de 7.000 personas, la gran mayoría del personal que tiene en España. Tendam explicó que “en espera de cambios legislativos”, su voluntad es “efectuar un complemento a la prestación pública en el mes de marzo”. “El expediente está motivado por la actual situación de cierre de todas las tiendas en España a raíz de la crisis provocada por el Covid-19. Tras valorar diferentes opciones esta es, la que a futuro, contribuye a una mejora más rápida de la situación y nos permite la puesta en marcha de nuestra operativa en tienda física tan pronto como sea posible”, valoró en el mencionado comunicado.

El presidente y consejero delegado del grupo, Jaume Miquel, se dirigió ayer a los empleados a través de una comunicación interna a la que tuvo acceso CincoDías.

En ella, Miquel explicó que se trata de “una situación inesperada y nada agradable para ninguno de nosotros”, y que además de en España, ha cerrado las tiendas en Francia, Bulgaria y Luxemburgo, pero avisa: “La mayoría de los países europeos van a promulgar medidas de cierre en los próximos días”.

Miquel también desgrana un plan de contingencia que, además del ERTE, contempla otra serie de medidas de contención del gasto. Por ejemplo, Miquel habla de un ajuste de las inversiones previstas por la empresa “que afectará al primer y segundo semestre de este ejercicio. También llevará a cabo “una fuerte reducción de compras y aprovisionamiento para los dos próximos semestres”; y también reforzará “nuestra posición de liquidez con disposición adicional de líneas de crédito disponibles”. Miquel insiste en que se tomarán todas las medidas necesarias para mantener una empresa “saneada".

Normas
Entra en El País para participar