La tarifa 'solo para móviles' de Netflix crece y llega a más países

La tarifa 'solo para móviles' de Netflix crece y llega a más países

El servicio de streaming se expande a nuevos territorios.

Netflix cuenta sus suscriptores por millones en todo el mundo y, en la mayoría de países, ofrece tres alternativas que varían en el número de dispositivos que podemos utilizar a la vez y en la calidad de reproducción. Pero ninguna circunscribe su uso a un tipo concreto de terminal: puede ser un móvil, un tablet, el ordenador, una Smart TV, etc.

Esa es la principal diferencia que existe con esa tarifa 'solo para smartphones' que los de Reed Hashting lanzaron hace ya un par de años en países como Malasia y la India, donde solo podemos ver y descargar los contenidos de la plataforma gracias a un teléfono o un tablet, sin posibilidad de reproducirlo en ningún otro lugar.

Más países llegan a Netflix

Ese servicio recortado y exclusivo para ver en móviles y tablets tiene un coste de unos 3 euros al mes, y podría ser muy atractivo para todos aquellos usuarios que no comparten la suscripción con nadie más y cuya principal cultura de visionado es en movilidad, por la calle, en el bus o en el metro, y siempre a través de un dispositivo móvil.

Nuevo plan para móviles de Netflix.
Nuevo plan para móviles de Netflix.

Ahora esta tarifa llega a más países, dos concretamente, del entorno de los que iniciaron esta experiencia allá por 2018: se trata de Filipinas y Tailandia. ¿Razones para lanzar esta alternativa a los planes habituales de los norteamericanos? Pues según declaraciones de Patrick Flemming, Director de Innovación de Productos de Netflix, todo se debe a que los usuarios de aquellos países ven los contenidos de la plataforma, mayoritariamente, en sus dispositivos móviles durante más de tres horas al día.

No sabemos si os parecerá mucho o poco, pero es exactamente el doble de lo que acostumbran en cualquier otro país donde tiene presencia la plataforma de streaming, lo que facilita que en ese mercado tenga visos de implementarse más rápidamente, y con mayor éxito, una tarifa como es la de 'solo para móviles'. Es más, otra de las peculiaridades de esos países es que dos de cada tres usuarios prefieren descargar los contenidos para verlos más tarde, lo que les permite no gastar unas tarifas de datos a las que muchas veces no tienen acceso.

Razones como las anteriores podrían ser suficientes para comprender por qué Netflix no da el paso de implementar esta tarifa más barata en países como el nuestro, donde los usuarios tienen muchas más alternativas de visionado además del móvil o el tablet. Es el caso de las Smart TV, o de los ordenadores, lo que haría imposible a los norteamericanos plantearse, de momento, una tarifa reducida de estas características.

Normas
Entra en El País para participar