Smartphones
El Escobar Fold 2 es un Samsung Galaxy Fold con pegatinas, ¿es una estafa?

El Escobar Fold 2 es un Samsung Galaxy Fold con pegatinas, ¿es una estafa?

Un youtuber cuenta todo lo que hay detrás de este móvil.

Desde hace algún tiempo hay una marca que no deja de ser pintoresca, dentro del mundo de los smartphones, que es la de Escobar. Fundada por el hermano del narco Pablo Escobar, hemos visto en los últimos meses cómo ponía a la venta algunos modelos plegables a unos precios de derribo. Pero más concretamente, tuvo bastante relevancia uno, el Escobar Fold 2 que ya en su momento nos pareció que tenía un parecido sospechoso con el Galaxy Fold de Samsung.

El problema no es que una empresa coja un móvil de otro, lo personalice y lo venda, cosa que ya existe con marcas de joyería como Caviar, que envuelven en oro y piedras preciosas los últimos iPhone 11 Pro o los nuevos Galaxy S20 Ultra, sino que lo haga a un precio cinco veces inferior. ¿Es posible que un Galaxy Fold de Samsung cueste 2.000 euros y que el Escobar Fold 2 se quede en apenas 400? Obviamente nadie vende euros a 50 céntimos.

¿El Escobar Fold 2 es una estafa?

Esa es, más o menos, la conclusión a la que llega el youtuber Marques Brownlee, que ha conseguido un ejemplar de ese Escobar Fold 2 para saber qué escondía debajo de su acabado en oro. Y lo que se encontró fue, básicamente, un Galaxy Fold de Samsung con pegatinas. Así las cosas, ¿cómo es posible que lo vendan a ese precio?

El Escobar Fold 2 es un Galaxy Fold.
El Escobar Fold 2 es un Galaxy Fold.

Según el youtuber los pedidos de esos teléfonos solo llegan a influencers relevantes y listas de personajes VIP, que sí lo consiguen tener en sus manos y, de esta manera, hablan de él y lo muestran en sus redes sociales y canales de YouTube. Incluso desde la empresa que lanza estos Escobar Fold 2, pagan a creadores de contenidos para que hablen de él, lo que alimenta en muchos usuarios las ansias por tenerlo, máxime cuando cuesta cinco veces menos que el modelo de Samsung y tiene el mismo hardware.

Por resumir mucho la conclusión a la que llega Marques Brownlee, estamos ante una estafa donde los clientes que lo han reservado no recibirán nunca su terminal, por razones obvias, y ofrece datos de algunos que ya con la primera versión del Escobar Fold se quedaron esperando a que les llegara. Y es que, como ya os dijimos en la información que publicamos hace algunos meses tras ver sus especificaciones de hardware, "¿no os entran dudas?". Y, efectivamente, las cosas son lo que parecían.

Normas
Entra en El País para participar