Covid-19

La Comunidad Valenciana aplaza las Fallas y calcula un impacto de 700 millones

Cancelados todos los eventos con más de 1.000 asistentes

La Comunidad Valenciana aplaza las Fallas y calcula un impacto de 700 millones
Europa Press

El virus Covid-19 continúa avanzando en España. La Comunidad Valenciana decidió anoche aplazar la celebración de las Fallas hasta que cese la alerta sanitaria por el coronavirus. Así lo anunció el presidente autonómico, Ximo Puig, mientras el Valencia jugaba su partido europeo frente al Atalanta italiano a puerta cerrada.

Puig ha cifrado en 700 millones de euros el impacto económico para la Comunitat Valenciana generado tanto por el aplazamiento de las Fallas y la Magdalena como por las medidas adoptadas y que afectan al sector turístico por la crisis del coronavirus. El jefe del Consell espera que se actúe en "máxima coordinación" y con "un impulso europeo que permita aligerar los planteamientos de estabilidad" y con dinero del Banco Europeo de Inversiones (BEI) "para hacer frente a la desaceleración y la recesión".

Puig ha subrayado en una entrevista a la Cadena SER que no es solo la situación generada por el aplazamiento de las fiestas sino que también se produce la "derivada del turismo", que es "muy dañina", por ejemplo, con la suspensión de los viajes del Imserso.Asimismo, ha indicado que peligran "miles de puestos de trabajo" y ha hecho notar que el emisor "más importante" de turistas para la ciudad de València es el italiano, y se han suspendido los vuelos con ese país, por lo que "el conjunto afecta al turismo de forma clara y a otro tipo de industrias" que tienen dificultades en su internacionalización y capacidad de producción.

La Rioja, por su parte, confirmó ayer el primer fallecido con coronavirus de la región y suspendió las clases de todos los niveles educativos, al igual que hacen desde hoy los centros de la Comunidad de Madrid y, desde ayer, los de algunas zonas de Álava. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, incorporó a La Rioja a las "zonas de alta transmisión" que, desde el cambio de escenario a "contención reforzada" incluyen a Madrid, Vitoria y Labastida. Además, Miranda de Ebro, en Burgos, ha sido declarada zona de contención reforzada por la concentración de 33 afectados. Al cierre de esta edición, había cerca de 1.677 personas infectadas y 35 fallecidos en España.

Sanidad anunció nuevas medidas que se suman a la cancelación de las clases y a la recomendación a las empresas de teletrabajar. Los eventos que congreguen a más de 1.000 personas en las zonas con una alta tasa de contagio quedan cancelados y se reducirán a un tercio del aforo en los recintos de menor capacidad. Illa explicó que estudiará los eventos multitudinarios "caso por caso". La actividad del Congreso de los Diputados y del Senado queda suspendida durante una semana. De común acuerdo con las comunidades autónomas, todos los eventos deportivos tanto nacionales como internacionales se celebrarán a puerta cerrada. Por tanto, las próximas jornadas de Liga en Primera y Segunda se jugarán sin público. También se suspende durante un mes los viajes del Imserso, tras detectarse dos casos de coronavirus.

El Gobierno prohíbe todos los vuelos directos desde Italia durante catorce días, desde hoy a las 00.00 horas hasta el próximo 25 de marzo, como medida de prevención para limitar la propagación del virus. "Pedimos por favor que la gente no viaje, tanto dentro de España como al exterior, si no son viajes imprescindibles, para evitar la transmisión", explicó el ministro.

Además, el Consejo de Ministros aprobó un decreto ley para que los trabajadores contagiados por el coronavirus o en aislamiento preventivo tengan bajas por enfermedad profesional, no por enfermedad común, lo que permitirá cobrar la prestación desde el primer día, con un mayor porcentaje del salario y con cargo a la Administración.

La expansión del Covid-19 llega también a las cárceles. Desde hoy y durante dos semanas, los 8.000 internos de 12 centros penitenciarios de Madrid, Álava y La Rioja quedan aislados tras detectarse casos positivos entre trabajadores y reclusos.

Madrid, la más golpeada

El impacto del virus en la Comunidad de Madrid — donde ya hay 782 infectados y 21 muertos— y las medidas que se han tomado para contenerlo ha desatado cierta alarma social. Cientos de personas se lanzaron a los supermercados a hacer acopio de productos básicos. El Gobierno de Madrid y las cadenas aseguraron que el suministro de alimentos está garantizado.

El consejero de Educación de la región, Enrique Ossorio, concretó que, aunque las clases estén canceladas desde hoy, el personal docente deberá seguir acudiendo a los centros escolares con normalidad. El plan del Ejecutivo regional es intentar implantar cursos online a partir del próximo lunes. Otra decisión que tomó ayer el Gobierno de Madrid para detener el avance del virus es la desinfección diaria del transporte regular de viajeros. La Consejería de Sanidad reforzará el servicio de información frente al coronavirus con más operadores telefónicos.

Normas
Entra en El País para participar