Los Tesla Model S y Model X más veteranos reciben Netflix y YouTube

Los Tesla Model S y Model X más veteranos reciben Netflix y YouTube

Necesita de una actualización del hardware del coche.

Aunque en muchas ocasiones hemos celebrado esa estrategia de Tesla de poder actualizar sus vehículos de forma inalámbrica, a base de updates online, hay que decir que no todo el monte es orégano y que ciertos vehículos más antiguos no son elegibles para disfrutar de algunas ventajas que tienen los EV recién salidos de fábrica. Y es que el software es fundamental, pero más todavía el hardware que debe encargarse de ponerlo en funcionamiento.

Es por esa razón que ahora los propietarios de los Tesla Model S y Model X comprados en marzo de 2018, o anteriormente, ya podrán acceder a una de las prestaciones más llamativas que han llegado en los últimos tiempos al ecosistema de vehículos de los norteamericanos: la posibilidad de disponer en su consola central de Netflix, YouTube y otras alternativas de entretenimiento para reproducir contenido multimedia en nuestro vehículo cuando nos encontramos completamente parados. Y no, de momento no es posible ver The Witcher mientras circulamos por carretera… y que siga así mucho tiempo por nuestro bien.

No se trata de una actualización gratuita

Precisamente por lo que antes os comentábamos, los Model S y Model X fabricados en marzo de 2018 y fechas anteriores cuentan con el llamado MCU1 (Media Control Unit), que no tiene nada que ver con el MCU2 (que montan los Model 3 y los S y X posteriores), que es el que se actualizó el otoño pasado para disponer de Netflix, YouTube, etc. en muchos modelos de los de Elon Musk. Este es un detalle crucial porque condena a los propietarios de esos vehículos a pasar por caja.

De esta manera, para que los Model S y Model X más antiguos puedan disponer de ese nuevo pack del llamado infotainment, tendrán que pasar por el taller de Tesla para que les actualicen el hardware de ese MCU1 por el MCU2, de tal forma que sean capaces de poner en marcha, no solo las apps de las plataformas de vídeo, sino también los videojuegos y otros servicios de transmisión de vídeo. Ese paso por el servicio oficial costará 2.500 dólares, es decir, unos 2.250 euros al cambio.

Tesla Model S.
Tesla Model S.

Este precio seguro que hará a más de uno pensárselo dos veces, aunque todo dependerá de lo mucho que queráis a vuestro coche y de que un desembolso así os parezca justificado o no. De todas formas, aunque tendremos Netflix y YouTube con esta actualización, desde la compañía avisan de que esa migración del MCU1 al MCU2 nos hará perder la radio AM/FM y el servicio Sirius XM. Así que valorad los "pros" y los "contras".

Normas
Entra en El País para participar