China retoma la actividad a medio gas tras 15 días de parón forzoso

La cifra de fallecidos supera las 900 personas, con 97 muertos solo el domingo

Foxconn, el mayor proveedor de iPhone, recibe la autorización para reabrir la fábrica de Shenzhen

Trabajadoras de una fábrica de Songyo Knitwear en Pyongyang fabrican máscaras protectoras contra el coronavirus.
Trabajadoras de una fábrica de Songyo Knitwear en Pyongyang fabrican máscaras protectoras contra el coronavirus. AFP

Catorce provincias chinas que representan (según Bloomberg) dos tercios del PIB del país decidieron alargar el Año Nuevo lunar hasta el día de ayer, 9 de febrero. Se trata de la segunda ampliación forzada de unas vacaciones trastocadas por el coronavirus de Wuhan. La epidemia ha dejado ya 900 muertos, más que la epidemia de SARS en 2003, y los infectados son más de 40.000. Hoy lunes se levanta el veto y las empresas retoman la actividad. 

No obstante, según Reuters, los habitualmente atestados vagones del metro de Pekín están prácticamente vacíos. Algunas empresas han cerrado, otras han pedido a sus empleados que sigan en sus hogares y otras, que eviten el transporte público. Además, siguen las restricciones al transporte en la provincia de Hubei y las escuelas siguen cerradas en parte del país.

Las pulsaciones de la economía china, para la que los expertos esperan un crecimiento al menos un punto porcentual más bajo este ejercicio, siguen renqueantes y temerosas: multinacionales como Starbucks, McDonald’s, H&M o Uniqlo mantienen cerradas tiendas y centros de producción en el país. Burberry, Canada Goose o L'Oréal han sido de las últimas en reconocer el impacto de la epidemia en su cuenta de resultados. Toyota anunció el viernes que ampliaba el cierre de las 12 instalaciones que posee en China hasta el 17 de febrero, indicó Reuters.

Otros fabricantes, como Hyundai y Kia Motors, también retrasaron una semana la vuelta a la normalidad ante la falta de componentes, y de hecho prevén parar hoy plantas en Corea. La producción de sus proveedores es hoy "insignificante", señalaron. Otras marcas, como Suzuki, se plantean obtener componentes para sus vehículos en otras regiones. Fiat Chrysler aseguró la semana pasada que una de sus plantas en Europa podría cerrar en dos o cuatro semanas si los proveedores de componentes chinos no regresan “pronto” al trabajo.

Por el contrario, Tesla, Daimler y Ford han anunciado que retomarán la actividad y, en el sector tecnológico, Samsung también reabrirá su planta de chips. Foxconn, el mayor proveedor de móviles de Apple, explicó el viernes que aplazaba la reapertura de su fábrica en Shenzhen, considerada el cuartel general de este proveedor en la China continental. Esta planta ha recibido este lunes la autorización para retomar la actividad, indicaron a Reuters fuentes de la empresa. 

No obstante, su principal fábrica (en Zhengzhou), en la que produce cerca de la mitad de los iPhone del mundo, abría hoy lunes, aunque los trabajadores dispondrán de mascarillas producidas en la propia fábrica. Un 10% de los empleados de esa planta volvieron el lunes al trabajo.Juntas, las dos plantas suman la mayor parte de las líneas de ensamblaje de los teléfonos de Apple. 

En el mercado petrolero, PetroChina, segunda refinería del país, recortará producción en 322.000 barriles al día, un 10% del total, recortes que se suman a los decretados por la líder del sector, Sinopec, que a su vez reducirá producción en 940.000 barriles diarios, un 12% del total,.

Un sondeo de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en Shanghái en el que participaron 127 empresas norteamericanas con presencia en China señala que casi una de cada cuatro prevé un impacto en sus ingresos en 2020 de al menos el 16%. Una quinta parte asegura que estos descenderán entre un 11% y un 15%. En cambio, solo un 13% de esas empresas ve poco probable que el coronavirus afecte a su actividad. Más de la mitad planean para sus empleados la obligatoriedad de trabajar desde casa. 

Impacto en el crecimiento 

Allianz GI asegura en un informe que en “toda Asia” los problemas de la cadena de suministro “probablemente tendrán un efecto ampliamente negativo” y afirma que el coronavirus puede descontar del crecimiento del PIB chino este año "hasta un punto porcentual". 

El Banco Central chino anunció que reforzará los estímulos a la economía nacional para amortiguar el impacto de la epidemia y “mantener el crecimiento”. 

Cruceros: vetan a quienes hayan estado en China 14 días antes de embarcar

Uno de los sectores más afectados, el turístico, extrema las precauciones. El sector de los cruceros endurecerá los controles y negará el embarque a todas las personas que hayan viajado hacia o desde China, o transitado por el país a través de sus aeropuertos, durante los 14 días previos al ingreso en el barco. La Asociación Internacional de Líneas de Crucero (CLIA), que representa al 90% de la capacidad de cruceros, justifica la medida en garantizar la seguridad y la salud de los pasajeros. El crucero Diamond Princess se convirtió el viernes en el segundo mayor foco de infectados (tras China), después de que los positivos ascendieran a 61. La embarcación hace cuarentena en el puerto de Yokohama.

Normas
Entra en El País para participar