Ella Fontanals-Cisneros rompe con el Ministerio de Cultura

La coleccionista cubana acordó en 2018 donar 400 obras con las que se crearía el Museo de Arte Contemporáneo de las Américas en el edificio en Madrid

Ella Fontanals-Cisneros, este jueves en su residencia de Madrid.
Ella Fontanals-Cisneros, este jueves en su residencia de Madrid. EFE

Las 400 obras de artistas internacionales, además de las 600 obras más de préstamo a largo plazo, que Ella Fontanals-Cisneros (La Habana, 75 años) tenía previsto donar al Estado español se quedarán, de momento, en un almacén de Miami. Así lo ha asegurado la coleccionista, que ha dado por rotas las negociaciones con el Ministerio de Cultura. Su paciencia ha durado nueve años, tras la firma con el por entonces titular de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, de un memorando de entendimiento para la creación de un espacio de exposiciones que acogería el complejo de Tabacalera en la ciudad de Madrid. Sería el germen de la nueva Colección de Arte Contemporáneo de las Américas. 

Tras este tiempo, el pasado mes de octubre, Fontanals-Cisneros recibió una carta del entonces ministro de Cultura, José Guirao, en la que le comunicaba que no era posible materializar el acuerdo suscrito, bajo los términos que anteriormente se habían acordado, ya que existían cuestiones legales que impedían aceptar la donación tal y como estaba planteada, aunque si era posible que se entregaran las obras sin ningún tipo de condición. 

Con la misiva se ponía fin a las negociaciones, que hace tres días la empresaria dio por finalizadas, tras solicitar por teléfono una reunión con el actual ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, y no obtener respuesta. De todo ello habló en el elegante salón de su domicilio en el distrito de Chamberí, que disfruta varios meses al año, ya que distribuye su estancia en las distintas residencias que tiene entre la capital de España, Mérida (México) y Nueva York, y donde tiene expuestas parte de las 3.500 obras que conforman su colección.

“Se trata de una gran decepción porque hemos empleado mucho tiempo, esfuerzo y recursos para que este museo fuese una realidad. Por nuestra parte, siempre hemos estado disponibles y abiertos a todo tipo de peticiones que se nos ha hecho por parte de los distintos organismos y que al final no se haya querido mantener el acuerdo significa una gran decepción”, comenta Fontanals-Cisneros. Y añade: “A pesar de este revés, sigo convencida de que España, y en concreto Madrid, es el lugar idóneo para alojar parte de mi colección personal. Por ello, nuestra intención es explorar nuevas vías de financiación privadas con el fin de analizar diferentes opciones y posibles asociaciones”. La filántropa asegura que tiene en cartera varias ofertas por parte de instituciones y de ciudades, como Sevilla o Miami, para colgar sus piezas de arte.

Ella Fontanals-Cisneros, ex esposa del empresario Oswaldo Cisneros, empezó a atesorar arte en los años 70 y su colección tiene un perfil internacional con figuras emblemáticas del arte moderno y contemporáneo, como Carlos Leppe, Jac Leirner, Sameer Makarius o Lygia Clark, que han sido expuestas o en depósito en pinacotecas como la Tate Modern en Londres o el Reina Sofía en Madrid. 

Normas
Entra en El País para participar