Coronavirus de Wuhan

Las muertes por el virus alcanzan las 170: la OMS decide si declara la alerta global

Los contagios superan ya los 7.700; EE UU enviará un equipo de apoyo a China mientras Rusia cierra su frontera oriental

Una madre ayuda a limpiarse la cara a un niño en Wuhan.
Una madre ayuda a limpiarse la cara a un niño en Wuhan. AFP

El virus de Wuhan se sigue extendiendo tanto en número de infectados como a lo largo del globo, convertido ya en un factor de riesgo de primer orden para las economías y en fruto de protestas en algunos lugares. El número de fallecidos asciende ya a 170, y el de casos confirmados a nivel nacional, a 7.711.

Según el informe diario de la Comisión Nacional de Sanidad, durante la jornada del miércoles se registraron 38 decesos, 1.737 casos confirmados, se agravó el estado de 131 pacientes y se curaron otros 21. Además, se han detectado 12.167 casos sospechosos -es decir, que presentan síntomas pero todavía no se ha confirmado que hayan contraído el coronavirus-, y unas 82.000 personas que han estado en contacto con enfermos permanecen bajo observación médica.

La mayoría de los nuevos casos y fallecimientos se han registrado en la provincia donde se originó el brote, Hubei (centro-este del país), donde este miércoles se sumaron 1.032 casos confirmados y 37 muertes, elevando el total de defunciones a 162, según informó hoy la Comisión de Sanidad de esa región.

Hoy la Organización Mundial de la Salud decide si decreta una emergencia sanitaria nacional a causa del brote del coronavirus. Los expertos señalan que la capacidad del virus para propagarse desde personas que aún están en fase de incubación y no muestran síntomas puede inclinar la balanza, después de que la semana pasada la organización decidiera, sin consenso, no declarar dicha alerta. Tres de los 2016 japoneses que han regresado a su país desde Wuhan están infectados, si bien dos de ellos no presentan síntoma alguno.

Aunque el 99% de los casos se diagnostican en China, la epidemia se ha expandido ya a 15 países distintos, y se han diagnosticado tres contagios de personas que no habían estado en el país (registrados en Alemania, Vietnam y Japón). Ayer el presidente de la OMS se reunió con el líder chino Xi Jinping y alabó el "monumental" esfuerzo de China para contener el brote. Pekín ha invitado a un grupo internacional de expertos para analizar la situación.

Estados Unidos enviará, así, un equipo de expertos del Centro de Control de Enfermedades a China para ayudar en la contención del brote. De momento, el país no ha prohibido los vuelos a China, aunque el asesor de la Casa Blanca Larry Kudlow asegura que todas las opciones están sobre la mesa.

Mientras, los países extranjeros evacúan a sus ciudadanos de la provincia de Hubei, en algunos casos con cuarentenas forzosas. En Corea del Sur se han registrado protestas en los alrededores de los futuros centros de confinamiento, y en Hong Kong trabajadores amenazan con huelgas si no se cierra la frontera con China.

Rusia cierra la frontera oriental

Rusia ha anunciado este jueves el cierre de su frontera oriental, en la que comparte miles de kilómetros con China, para prevenir la propagación del brote. El primer ministro, Mijaíl Mishustin, ha asegurado que "se firmó el correspondiente decreto y ya entró en vigor". 

Por su parte, el ministro de exteriores de Rusia ha recomendado a los ciudadanos no viajar a China a menos que se trate de una situación de extrema necesidad. 

Normas
Entra en El País para participar