Virus

Las aerolíneas europeas y americanas dejan de volar a China

British Airways, IAG, Lufthansa y American Airlines cancelan los vuelos al país asiático

El avión enviado por Japón para evacuar ciudadanos de Wuhan, en el aeropuerto de la ciudad china.
El avión enviado por Japón para evacuar ciudadanos de Wuhan, en el aeropuerto de la ciudad china. AP

British Airways, del grupo IAG, ha cancelado todos sus vuelos a China con efecto inmediato y dejado de vender billetes en su página web, según la agencia Reuters. La empresa asegura que este viernes volverá a analizar la situación. La medida llega después de que el Reino Unido aconsejara a sus ciudadanos "reconsiderar" los viajes a China. Horas después, Iberia ha comunicado que suspende los vuelos desde este viernes hasta finales de febrero.

Horas después, se ha conocido que Lufthansa también dejará de volar a China hasta el próximo 9 de febrero, lo que supone la cancelación de los vuelos operados por la aerolínea alemana, pero también por Swiss Airlines y Austrian Airlines, pertenecientes al grupo. La holandesa KLM ha decidido mantener por el momento las rutas aunque, al igual que Iberia, ofrece a los pasajeros cancelar los viajes ya planificados sin coste alguno.

Al otro lado del Atlántico, mientras el Gobierno de Donald Trump estudia prohibir los viajes al país asiático, American Airlines ya ha comunicado que cancela sus vuelos, que viajan desde Los Ángeles a Shangai y Pekín, entre el 9 de febrero y el 27 de marzo debido a una caída de la demanda, y United Airlines ha informado que suspende solo algunos trayectos, en concreto, 24 vuelos a Pekín, Shanghai y Hong Kong

Las cancelaciones de vuelos están siendo la norma desde que estalló el bote vírico, debido a la drástica caída de la demanda. Cathay Pacific, basada en Hong Kong y una de las mayores aerolíneas de la zona, anunció que rediciría en un 50% sus operaciones en la China continental. 

Varias aerolíneas coreanas han suspendido todos los vuelos a China, como Asiana, Jeju Air, Jin Air o Air Seoul. Finnair o Macau Airlines están cancelando todos los trayectos a China, según publica Bloomberg. Estados Unidos ayer calmó al sector al asegurar que no ha solicitado a las aerolíneas la suspensión de los vuelos, como había publicado la cadena CNBC. La Casa Blanca sí está manteniendo reuniones diarias con el sector para calibrar medidas de prevención ante el brote. Con todo, Washington, al igual que la mayor parte de las cancillerías, aconseja reconsiderar los viajes al país.

El aeropuerto de la ciudad de Wuhan, inicio del brote, está cerrado por las autoridades desde la semana pasada, y solo acoge los vuelos de evacuación de extranjeros que han empezado hoy. Tiene un tráfico anual de 25 millones de pasajeros.

Según los cálculos de Bloomberg, China Southern Airlines es la empresa más expuesta al estallido del virus, pues controla el 30% de la capacidad del aeropuerto de Wuhan. En la crisis del SARS de 2003, el tráfico de Cathay Pacific y China Southern bajó más del 30% en el primer semestre.

Mientras, las aerolíneas que vuelan a China están extremando las precauciones para proteger tanto a pasajeros como a tripulación. La taiwanesa China Airlines ha dejado de proporcionar a los pasajeros menús calientes, revistas de a bordo, mantas y cojines, en un intento por evitar contagios. Thai Airlines desinfecta incluso las pantallas de entretenimiento de a bordo, y  varias compañías permiten a la tripulación llevar mascarilla, informa Reuters.

Normas
Entra en El País para participar