Este vídeo muestra cómo será un aparcamiento del futuro lleno de coches autónomos

Este vídeo muestra cómo será un aparcamiento del futuro lleno de coches autónomos

Varios propietarios de coches Tesla se reúnen en California.

Una de las grandes novedades de Tesla en los últimos meses tuvo que ver con el famoso modo invocación, ese que nos permite llamar a nuestro coche desde su plaza de aparcamiento para que venga a buscarnos a la puerta de casa, del centro comercial o donde sea. Esa función es una de las claves de la conducción autónoma que los de Elon Musk se han marcado como prioritaria para los próximos años, ya que creen que, en ella, se encuentra una buena parte del negocio futuro de la industria.

Sea como fuere, es evidente que ese modo invocación no es del todo perfecto y que todavía le queda un poquito de terreno que recorrer para serlo. Básicamente porque a día de hoy, esa tecnología no es fluida ni garantiza que nuestro coche sepa resolver situaciones complejas donde puede quedarse parado sin saber si debe avanzar, retroceder o volver al lugar del que salió.

Concentración 'summonera' en California

Ha sido el pasado domingo cuando los propietarios de vehículos Tesla (Model 3, S y X) decidieron concentrarse alrededor del Supercharger instalado en San José, California, para llevar a cabo una prueba de cómo sería un aparcamiento lleno de coches autónomos en el futuro, y en el que sus dueños les piden a sus vehículos que vayan a recogerlos.

La experiencia no iba solo por convertir en un caos de vehículos circulando por las calles del aparcamiento, como de imaginar cómo sería un servicio de aparcacoches donde cada dueño va llamando a su vehículo para que pasen a buscarles. Eso, de primeras, significa jubilar para siempre a los operarios que trabajan en los parkings colocando los coches para luego traerlos de vuelta cuando nos marchamos.

El presidente de la asociación de propietarios de Tesla de SIlicon Valley, y uno de los impulsores de esta iniciativa, fue el encargado de sacar conclusiones sobre la experiencia que habían vivido con ese evento Cars & Cofee: “el Smart Summon fue muy bien y los coches no se detuvieron tanto como algunos habían anticipado. La tecnología parece haber recorrido un largo camino desde su lanzamiento inicial. Después, muchos más miembros se sintieron alentados y mejor acerca de la tecnología".

Es más, concluyó que “poder convocar tu coche está un paso más cerca de la conducción autónoma completa. En algún momento, tu automóvil podrá llegar hasta ti sin importar dónde se encuentre ni en qué piso se encuentre. Será normal ver un automóvil sin alguien dentro”. ¿Estáis de acuerdo?

Normas
Entra en El País para participar