Telefónica abordará la revisión salarial de la corporación tras cerrar la remodelación

Esperará a que se asignen las nuevas posiciones tras la reordenación

Telefónica abordará la revisión salarial de la corporación tras cerrar la remodelación

Telefónica sigue en movimiento dentro del drástico proceso de reestructuración. Unos movimientos que están forzando a la empresa a realizar diferentes cambios. La operadora ha retrasado el inicio del proceso de revisión salarial para los empleados de la corporación y de las denominadas unidades globales, que se realizará más adelante, una vez que esté definida la nueva estructura de la compañía.

Según señalan fuentes del sector, la revisión salarial de la nueva Telefónica se afrontará una vez que estén asignadas las nuevas posiciones tras la remodelación.

Con respecto al bono de 2019, los managers de los departamentos harán sus propuestas durante este mes, mientras que la comunicación del importe y el pago tendrán lugar en marzo, en este caso en línea con otros años.

En el caso de las filiales españolas, incluidas en el convenio de empresas vinculadas, se estableció una subida salarial del 1,5% anual, junto con el pago de un plus de 300 euros a cada empleado, de los que 150 euros serán consolidables en 2020 y 2021.

Lo cierto es que Telefónica está envuelta en un momento de cambios drásticos, encabezados por la redefinición del centro corporativa, anunciada a finales de noviembre. Además, la operadora comunicó la segregación operativa de los negocios hispanoamericanos, con excepción de Brasil, para concentrarse en los cuatro mercados principales: España, Alemania, Reino Unido y el citado Brasil.

Nuevas filiales

Además, la teleco ha creado dos nuevas filiales, Tech, para agrupar los negocios vinculados a la tecnología como cloud, ciberseguridad, internet de las cosas y big data, bajo el mando de José Cerdán, e Infra, donde se aglutinarán las infraestructuras, bajo la dirección de Guillermo Ansaldo.

Al mismo tiempo, la compañía ha establecido tres nuevas direcciones, tecnología y arquitectura, dirigida por Enrique Blanco, que se ha incorporado al comité ejecutivo; Digital Consumer, liderada por Chema Alonso; y Business Solutions, dirigida por el citado Cerdán.

Dentro de estos movimientos, Telefónica ya ha comunicado las nuevas direcciones de Tech e Hispanoamérica, esta última bajo la dirección de Alfonso Gómez, quien reporta a la directora financiera, Laura Abasolo. Entre las tareas pendientes, la teleco no ha comunicado todavía la dirección de la filial de infraestructuras.

En términos generales, y para afrontar estos cambios estructurales, Telefónica está llevando a cabo una profunda remodelación interna, en la que estaría contando con el apoyo de la consultora McKinsey, con la que ya trabajó en la reorganización del negocio en España, tras el cierre del plan de bajas voluntarias incluido en el último convenio colectivo, que supuso la salida a final de 2019 de más de 2.600 empleados.

En la misma línea, la teleco ha contratado a la consultora AT Kearney para llevar a cabo la reorganización de su filial mayorista y de servicios internacionales a grandes multinacionales Telefónica International Wholesale Services (TIWS), tal y como adelantó este periódico el pasado 27 de diciembre. Este proceso de reorganización de TIWS tiene como objetivo mejorar la optimización y transformación interna de la empresa.

Normas
Entra en El País para participar