Disney perderá su magia en la lucha contra Netflix

Espera crecer el doble de rápido que su rival en sus inicios, pero a la mitad de sus ingresos por usuario actuales

Daisy Ridley, protagonista de 'El ascenso de Skywalker', en el preestreno de esta en Los Ángeles (California).
Daisy Ridley, protagonista de 'El ascenso de Skywalker', en el preestreno de esta en Los Ángeles (California).

El CEO de Disney, Bob Iger, rara vez se equivoca, así que las expectativas son altas ante su próximo truco de magia: crear un producto de streaming de vídeo para competir con Netflix. Puede que eso esté fuera de su alcance.

Un impresionante número de 10 millones de personas se inscribieron en Disney+ el día de su lanzamiento, en noviembre, un número que elevó en 18.000 millones de dólares su capitalización de mercado al anunciarse. Iger quiere hasta 90 millones de suscriptores para septiembre de 2024, momento en el que dice que ya no será consejero delegado.

¿Es factible? Es más o menos lo que hizo Netflix, multiplicado por dos. La pionera del streaming fundada por Reed Hastings pasó de poco menos de 10 millones de suscriptores en 2008 (eso incluía el alquiler de DVD por correo), a 44,3 millones cinco años después. Si se aplica esa misma tasa a Disney, se quedaría a mitad de camino del objetivo superior de Iger. Y eso ya es más rápido que el crecimiento de Facebook en usuarios activos mensuales en 2009-14 para un producto que, además, es de uso gratuito.

Por supuesto, Disney tiene ventajas, como la popularidad de sus marcas y contenidos. Y cobra 6,99 dólares al mes por usuario, la mitad que Netflix. Pero eso también es un problema. Disney espera en la práctica crecer el doble de rápido que su rival en sus inicios, pero a la mitad de los ingresos por usuario que obtiene esta actualmente. Una serie de ofertas de NBC Universal y HBO dificultarán subir los precios.

Eso indica que los inversores de Disney ya están viviendo en Fantasía. Netflix, con un valor empresarial de 146.000 millones de dólares, está valorada en unos 924 dólares por usuario. Si tomamos la mitad de esa tarifa y la aplicamos a 90 millones de suscriptores, el servicio digital de Disney debería de valer unos 42.000 millones dentro de cinco años.

Sin embargo, la capitalización de mercado de la compañía ha crecido en unos 50.000 millones desde que empezaron a conocerse los detalles de Disney+, en abril. El retorno a la tierra promete ser cualquier cosa menos mágico.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías