Renta Fija

Renta fija: ¿Otro nuevo año en positivo?

Llegando el final del año, toca echar la vista atrás y hacer balance de cómo han transcurrido los principales factores económicos y políticos durante 2019

Renta fija: ¿Otro nuevo año en positivo?

Comenzaba 2019 con la FED subiendo tipos y el BCE hablando de subirlos una vez pasado el verano. Los datos económicos empezaban a mostrar señales de debilitamiento especialmente en Europa; todo parecía indicar que sería algo transitorio y que mejoraría en el segundo y tercer trimestre...

Pasados los primeros meses, la incertidumbre generada por un entorno geopolítico muy complicado, debido a la guerra comercial y brexit principalmente -y aún sin visos de resolverse- provocaba que los pronósticos más pesimistas se fueran haciendo realidad. En este entorno, los principales bonos gubernamentales actuaron como refugio presionando la rentabilidad de la deuda pública a la baja.

A mediados de año, los bancos centrales tuvieron que volver a hacer acto de presencia. Centrándonos en la Zona Euro, el BCE volvió a recortar sus tipos de interés de referencia hasta -0,50%, profundizando en el terreno negativo, a la vez que reinició el programa de recompra de activos (QE), que esperamos se mantenga durante gran parte de 2020.

Además, condicionó las próximas subidas de tipos a la convergencia de las expectativas de la inflación, hacia el objetivo del 2%, lo que supone que, teniendo en cuenta que las expectativas de inflación a 2021 se sitúan tan solo en el 1,5%, no se prevén subidas de tipos por parte del BCE al menos durante los próximos tres años. Por su parte, la Fed dio la vuelta al proceso de subidas de tipos que había iniciado a finales de 2015 y terminó el año con tres bajadas de 25 p.b. cada una en julio, septiembre y octubre.

En este escenario de debilidad en el crecimiento económico, con un ciclo ya muy maduro, y persistencia en las incertidumbres geopolítica que se han mantenido durante todo el año, creemos que se justifica un posicionamiento defensivo hacia los activos de renta fija frente a los activos de más riesgo como son las bolsas, que además están cerca de máximos.

Desde Renta 4, creemos además, que los bonos permanecerán apoyados por la actividad del BCE, tanto en grado de inversión como en la parte más solvente del high yield (hasta rating BB), ya que las compras del banco central producen un efecto expulsión de los inversores hacia categorías de menor calidad crediticia en búsqueda de rentabilidad. Por tanto, vemos poco riesgo a la baja dentro de este ámbito de la renta fija a pesar de los niveles alcanzados.

Con todo esto, y con la mirada puesta ya en el año 2020,sirvan como ejemplo las posiciones tomadas en nuestro fondo Renta 4 Valor Relativo: En deuda pública europea realizamos una estrategia relativa entre la deuda periférica frente a la alemana, pensando en un estrechamiento de la prima de riesgo. En lo que se refiere al crédito, nos decantamos por los sectores menos sensibles al ciclo, mientras que en el rango de high yield creemos que hay que ser muy selectivo, evitando los niveles más bajos de calidad crediticia (por debajo de BB) y los plazos más largos, siendo preferible tomar posiciones en deuda subordinada de empresas solventes, grado de inversión.

Con actual escenario geopolítico, la flexibilidad a la hora de la gestión se va a volver clave en 2020

Esto es debido a que en un entorno de crecimiento débil, vemos que las empresas más apalancadas, pese a un entorno de tipos bajos, son más vulnerables al deterioro de sus beneficios y a situaciones de estrés en su balance. Por el contrario, en las empresas más solventes, bajando a nivel de subordinación, encontramos rentabilidades atractivas frente al resto de high yield. Igualmente, encontramos valor en emisiones en dólares frente a sus comparables en euros, si bien monitorizando la divisa para realizar coberturas en momentos puntuales.

En cualquier caso, teniendo en cuenta el actual escenario geopolítico, que puede determinar la profundidad del debilitamiento económico o servir de soporte para una mejora de los indicadores, la flexibilidad a la hora de la gestión se va a volver clave en 2020. Nuestro fondo Renta 4 Valor Relativo, cuenta con la flexibilidad requerida en este tipo de entorno para adaptarse a cualquier entorno dentro del a renta fija.

Normas
Entra en El País para participar