Seat muestra cómo los coches podrán hablar con los semáforos

Seat muestra cómo los coches podrán hablar con los semáforos

Se trata de una tecnología que va a mejorar la seguridad.

Seat ha presentado una interesante tecnología que ha dado en llamar "El coche que habla con los semáforos", que intenta buscar una mayor seguridad vial y que los vehículos sean conscientes de todos los elementos que les rodean mientras circulan por la ciudad o en carretera. Al igual que hizo Audi con su sistema GLOSA.

Además, se trata de una iniciativa que no solo afecta a la propia marca, sino que cuenta con la colaboración permanente de la Dirección General de Tráfico (DGT), Ayuntamientos como el de Barcelona y otras empresas cuyos servicios son necesarios para su puesta en marcha.

Comunicación constante con el coche

Esencialmente, este sistema permite a los vehículos conocer perfectamente cuáles son las condiciones de la vía por la que circulan para tomar las decisiones correctas en cada momento. Así, en el caso de los semáforos, éstos son capaces de indicar a la DGT en tiempo real cuál es su estado y desde esos servidores en la nube, informar al vehículo del momento en el que se pondrán en rojo.

El coche, con esa información, será capaz de calcular el tiempo que le tomará llegar hasta el semáforo, si tendrá que detenerse y, en caso de que así sea, calcular la velocidad a la que circula y los metros necesarios para hacerlo con total seguridad. Es, por tanto, una forma de invitar al conductor a tomar siempre la decisión correcta.

Sistema de información limitado por la velocidad.
Sistema de información limitado por la velocidad.

Este sistema de seguridad tiene otro punto muy interesante y que va a obligarnos, queramos o no, a respetar los límites de velocidad en cada vía. Y es que si, por ejemplo, superamos los 50 km/h. de una vía el sistema dejará de informarnos de todos estos detalles, de tal forma que solo podremos volver a recuperar esos consejos si rebajamos la velocidad por debajo del límite de la vía. Tal y como podéis ver en la imagen que tenéis justo encima.

Pero además de esa información que recibiremos cuando circulamos por ciudades como Barcelona, Madrid, etc., esta tecnología le permite al coche estar permanentemente informado de cualquier incidencia que se produzca en carretera y que desde la DGT suelen comunicar vía paneles luminosos. El coche también será consciente de todo lo que nos alerten y tomará medidas, comunicando al conductor qué puede hacer para evitar problemas: desde coger otra ruta en caso de corte, hasta reducir la velocidad por aviso de obras.

Al final todo apunta al mismo sitio: conseguir que la seguridad vial sea completa y todos los coches se rijan por las mismas normas. Un mundo ideal.

Normas