Seat presenta la e-Scooter, primera moto de la compañía, 100% eléctrica

De Meo anuncia una nueva unidad de negocio dedicada a la micromovilidad para todo el Grupo VW

Seat presenta la e-Scooter, primera moto de la compañía, 100% eléctrica
EFE

Seat ha presentado este martes la primera e-Scooter eléctrica en los casi 70 años de historia de la compañía. Luca de Meo, presidente de la compañía, ha explicado durante la IX edición del Smart City Expo World Congress, en Barcelona, su nueva estrategia de movilidad urbana, en la que además de la e-Scooter 100% eléctrica, también ha anunciado la creación de una nueva unidad de negocio, SEAT Urban Mobility, y su nueva e-Kickscooter, en colaboración con Segway.

La nueva unidad de negocio integrará todas las soluciones de movilidad y liderará el lanzamiento de la e-Scooter que llegará al mercado en 2020. La motocicleta cuenta con un motor de 7kW de potencia nominal con picos de 11kW (14,8 CV), equivalente a 125cc, que ofrece un par motor máximo de 240 Nm. Además, alcanza una velocidad máxima de 100 km/h, llega a 50 km/h en solo 3,8 segundos y tiene una autonomía de 115 kilómetros, según el test WMTC. La batería se puede extraer y cargar tanto en casa como en cargadores públicos y el coste estimado de carga será de 0,7€ cada 100 kilómetros.

El presidente de Seat ha asegurado que el vehículo estará disponible para clientes privados, pero también para flotas de sharing y servicios compartidos. “Un ciudadano de Barcelona se pasa una media de seis días en atascos. Estamos convencidos de que la micromovilidad urbana es la solución porque aunque hacemos coches, los coches no siempre son la opción más adecuada para moverse de un punto a otro. Hemos encontrado una manera adicional de hacer cosas y este nuevo rumbo nos motiva mucho”, ha añadido.

Patinetes

Así, la compañía también ha presentado su nueva generación de e-KickScooter. Esta gama de patinetes eléctricos ofrece una autonomía de hasta 65 km, dos sistemas de freno independientes y una batería con una capacidad mucho más alta que llega a los 551 Wh. La versión actual en el mercado, el SEAT EXS, presentado en 2018 ha obtenido unos buenos resultados de ventas con más de 10.000 unidades vendidas.

Además, Luca de Meo ha explicado que la nueva unidad de negocio orientada a la micromovilidad será “el centro de competencias de micromovilidad para todo el Grupo Volkswagen, no solo para Seat”. “Por primera vez tenemos un equipo 100% dedicado a estos temas mientras el resto del equipo sigue trabajando para el cliente tradicional”, ha comentado.

En los últimos años, SEAT ha intensificado progresivamente su apuesta por la movilidad urbana y actualmente ya es una unidad de negocio clave para la compañía, comenzando con la compra de Respiro, el lanzamiento del e-Kickscooter, el concepto SEAT Minimó y ahora con la presentación del primer concepto de e-Scooter de la historia de la marca.

Con todo, el presidente de Seat considera que “hasta ahora ha funcionado y estos últimos años han sido los mejores de Seat”. La compañía vendió en 2018 la cifra récord de 518.000 vehículos y obtuvo un beneficio de 294 millones de euros, el mayor de su historia. La automovilística con sede en Martorell representa el 3% de las exportaciones nacionales y es el primer inversor industrial de I+D en España.

Apuesta por Martorell

En un encuentro con varios medios después de la presentación Luca de Meo ha sostenido que, de momento, la compañía seguirá apostando por la planta de Martorell, ya que, según el empresario, “Barcelona es una de las ciudades que más potencial tiene en cuanto al tema de la movilidad”.

De hecho, según un estudio llevado a cabo por Seat, la ciudad catalana tiene un 60% más de potencial en este mercado en comparación con otras ciudades como Munich, con mayor número de habitantes. Esto se debe, “por la densidad de gente y el clima”, ha asegurado De Meo.

Aun así, preguntado por el futuro de la fábrica, que representa el 4% del PIB de Cataluña y el 12% de las exportaciones, el presidente de la compañía ha afirmado: “Después de lo que hemos hecho en esta empresa durante estos cuatro años tenemos derecho a ser dueños de nuestro destino y la gente lo debe entender”. Además, ha resaltado que Volkswagen ha transmitido a la empresa española que “están tranquilos” y ven que manejan “bien la situación”.

En cuanto a la situación política en la comunidad autónoma, que el mes pasado forzó a la compañía a cerrar su fábrica por el bloqueo portuario, ha señalado que no opina de política a no ser que se vea afectado a nivel operativo. “Hace un par de semanas tuvimos un problema porque entran 16 millones de piezas cada día en Martorell y no podemos sacar coches a los que les falten piezas. Si no llega un camión en tres horas yo tengo que pagar la línea. No corrimos el riesgo de traer a todos los trabajadores para que no hicieran nada. Solo pido que me dejen trabajar”.

Normas
Entra en El País para participar