Las fusiones bancarias reducen las cuestiones clave de los auditores

KPMG analiza los informes de auditoría de las cuentas de las cotizadas en 2018

Una sucursal de Santander junto a otra de Popular en una calle de Madrid. La marca Popular ha sido absorbida ya por la de Santander.
Una sucursal de Santander junto a otra de Popular en una calle de Madrid. La marca Popular ha sido absorbida ya por la de Santander.

Las entidades de banca y seguros del Ibex 35 registran un mayor número medio de cuestiones clave incluidas por los auditores en sus informes de auditoría de las cuentas anuales de 2018 que otros sectores (que son industria; tecnología y telecomunicaciones; infraestructuras y construcción; petróleo y energía; servicios y bienes de consumo, y servicios inmobiliarios).

En concreto, banca y seguros tienen una media de 4,8 cuestiones clave, frente a 2, por ejemplo, de los servicios inmobiliarios. Esto es debido a que presentan cuestiones clave muy específicas de los servicios financieros, como las relacionadas con la estimación de pérdidas de la cartera crediticia y de los activos inmobiliarios procedentes de adjudicaciones, los sistemas generales de información (IT related) y las provisiones actuariales, así como otras cuestiones clave de carácter no sectorial.

Así se refleja en el estudio de KPMG sobre Cuestiones clave en los informes de auditoría, donde analiza y compara con el ejercicio anterior esta parte de los informes de auditoría de 141 empresas cotizadas, incluidas las 35 del Ibex, que examina de forma separada. El ejercicio 2018 ha sido el segundo en el que se ha aplicado en España la normativa introducida por la reforma de la Ley de Auditoría en 2015, que amplió y reestructuró el contenido de los informes de auditoría incluyendo las cuestiones clave.

Recuperabilidad del fondo de comercio, reconocimiento de ingresos y las provisiones, las cuestiones en las que más pusieron énfasis las empresas del Ibex en 2018

Las cuestiones clave reflejan “el compromiso por explicar mejor lo que hacemos y lo que encontramos en nuestro trabajo. Aportan un contenido fundamental para entender en qué aspectos relevantes o riesgos se ha centrado el auditor, cómo ha realizado su trabajo y qué le ha permitido llegar a sus conclusiones”, señala Borja Guinea, socio responsable de auditoría de KPMG en España.

Respecto al ejercicio 2017, el sector de servicios financieros reduce en 2018, no obstante, las cuestiones clave analizadas por el auditor (de 5,3 a 4,6 de media). Esto se debe, principalmente, a dos factores, destaca el estudio. En primer lugar, durante el ejercicio 2017 se produjeron varias combinaciones de negocios (adquisición de Banco Popular por parte de Santander, fusión por absorción de Banco Mare Nostrum por parte de Bankia y control de BPI por parte de CaixaBank). El segundo factor es que en las cuentas de 2017 se reflejó la entrada en vigor de la NIIF 9 y los informes de varias entidades financieras recogían, de forma separada, el análisis del impacto de esta norma y el deterioro de la cartera crediticia mientras que en las cuentas de 2018 se unificaron dentro de la tipología de cartera crediticia.

La recuperabilidad del fondo de comercio (reflejado en 18 informes), el reconocimiento de ingresos (17) y las provisiones, contingencias y litigios (17), son, por ese orden, las cuestiones en las que pusieron mayor énfasis las empresas del Ibex. Así, el 44% de los informes de auditoría de estas 35 empresas incluyeron alguno de estos tres aspectos relevantes entre las cuestiones clave, el mismo porcentaje que el ejercicio anterior. El número total de las cuestiones clave de auditoría en las empresas del Ibex fueron 118 frente a las 131 del ejercicio 2017. De media se registraron 3,37 cuestiones clave por informe, dato ligeramente por debajo al del ejercicio precedente, 3,74.

Nuevas cuestiones

En el conjunto del Ibex 35 se aprecia una disminución de cuestiones clave tanto en combinaciones de negocios (un 20% menos), como en instrumentos financieros (que se reduce un 14%). La disminución de las combinaciones de negocio y la aparición de las actividades interrumpidas pone de manifiesto cierta menor actividad de expansión durante este ejercicio en el conjunto de las empresas del índice selectivo de la Bolsa.

Por otro lado, aparecen cuestiones clave nuevas, principalmente relacionadas con activos no corrientes mantenidos para la venta/actividades interrumpidas, adopción anticipada de la Norma Internacional de Información Financiera (NIIF 16) y la hiperinflación.

“Con la aparición de nuevas cuestiones clave o la reducción de otras en los informes los auditores trasladan los cambios en el entorno económico y normativo y en las operaciones de las entidades a su propio trabajo de revisión. Es un ejemplo claro de cómo la auditoría contribuye a la transparencia y a generar confianza en la toma de decisiones de los agentes que operan en el mercado”, afirma Borja Guinea.

Venezuela y Argentina, nuevos riesgos

En comparación con las cuentas de 2017, la cuestión clave que más ha crecido y han incorporado los auditores en sus informes se centra en relación a monedas extranjeras y tipo de cambio, en relación con la hiperinflación en Argentina y Venezuela, que ha tenido un impacto significativo en empresas de los sectores de servicios y bienes de consumo y en el de tecnología y telecomunicaciones, al aplicar la Norma Internacional de Contabilidad (NIC 29 “Información financiera en economías hiperinflacionarias”).

Esto ha motivado un cierto incremento de las cuestiones clave en ambos sectores: 3,5 de media en tecnología y telecomunicaciones, frente a 3,3 del ejercicio anterior, y 2,7 este año frente a 2,6 el anterior en servicios y bienes de consumo.

La complejidad del cálculo y la significatividad del ajuste en entidades con una presencia relevante en Argentina han motivado que este asunto haya sido considerado una cuestión clave por sus correspondientes auditores.

Normas
Entra en El País para participar