Continental desarrolla una tecnología de conducción predictiva

Continental desarrolla una tecnología de conducción predictiva

Está pensada para el transporte por carretera.

Hace ya unos meses os contamos los planes de algunas compañías de aprovechar la conducción autónoma para crear convoyes de camiones que circulan solos siguiendo a uno principal que es el que lleva a un conductor humano. Pues bien, ahora Continental busca ir un paso más allá desarrollando lo que llaman conducción predictiva.

Esto, básicamente, significa que el vehículo es capaz de anticiparse a lo que va a ocurrir a su alrededor, tomando decisiones que no solo tienen que ver con qué hacen otros vehículos o qué peligro suponen para ellos, sino la eficiencia energética y el ahorro de combustible y tiempo.

eHorizon, el nombre de la tecnología

Aunque a todos nos venga a la mente la palabra "neumáticos" cuando pronunciamos el nombre de la empresa Continental, en los últimos tiempos han enfocado sus esfuerzos hacia el sector del transporte, buscando formas de hacerlo mucho más eficiente y económico. Y la clave esta en saber qué va a pasar en la carretera. Anticiparse a cualquier adversidad.

Sistema predictivo de conducción de Continental.
Sistema predictivo de conducción de Continental.

Esto se consigue gracias a un sistema de sensores que suman los datos que recogen a otros muchos que se obtienen de forma externa al vehículo. Por ejemplo la densidad del tráfico, la orografía del terreno gracias a detallados mapas, las limitaciones de cada vía, la meteorología, las zonas de obras, etc. Con toda esa información, el vehículo es capaz de ayudar al conductor a que tome las decisiones adecuadas, tanto en las maniobras o rutas que puede seguir, como en el régimen de uso del motor que debemos utilizar para ahorrar energía.

Además de esas cuestiones, este eHorizon tiene una ramificación muy importante, como es la de la seguridad porque la tecnología parte de la base de plantear distintos escenarios a cada instante, en función de lo que ocurre en la carretera. Esta capa extra es la que permitirá, cuando se perfeccione del todo, que esta misma tecnología sea capaz de operar dentro de vehículos autónomos.

Hablamos de un sistema integral que puede utilizarse para ayudar en la conducción tanto a profesionales del transporte por carretera como a los vehículos completamente autónomos que todo el mundo prevé que llegarán a nuestras vías en los próximos años. Al fin y al cabo, cuando todos los coches, camiones, autobuses, etc., estén conectados y circulando bajo las mismas reglas, es muy probable que la siniestralidad baje considerablemente y, al mismo tiempo, seamos capaces de proteger el medio ambiente impulsando una eficiencia energética real e inteligente.

Normas