Las cotizadas avanzan en su camino hacia la sostenibilidad

El 21% de las empresas del Ibex tiene comisiones específicas de ESG

Sostenibilidad Ibex Pulsar para ampliar el gráfico

António Guterres, secretario general de la ONU, ha reclamado en diversas ocasiones a Gobiernos, empresas y otros sectores que presenten planes de acción claros para reducir el calentamiento global. En la última cumbre de Nueva York se hizo fehaciente el compromiso del sector privado. ¿Pero qué están haciendo las empresas del Ibex 35?

Según Forética, el 21% de las compañías del selectivo ha creado una comisión específica para la supervisión de los aspectos ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG, por sus siglas en inglés). Además, el 71% cuenta con objetivos de reducción de emisiones de carbono, según el IV Estudio del Estado de Reporting de sostenibilidad elaborado por EcoAct.

Este informe, que evalúa 61 indicadores que cubren cuatro áreas: medición y reporte; estrategia y gobernanza; objetivos y reducción, y colaboración e innovación, ha concluido que las tres cotizadas a escala nacional con mejor desempeño son Iberdrola (85%), Acciona (84%) y Telefónica (84%). Estas empresas, además, se sitúan en quinta, sexta y séptima posición si se introducen en la comparativa el Cac 40, el Dow 30 y el FTSE 100.

En concreto, Iberdrola se ha propuesto reducir en un 50% su intensidad de emisiones de CO2 en 2030 con respecto a 2007, y ser neutra en carbono para 2050. A cierre del primer semestre de este ejercicio, el 69% del total de la capacidad instalada por el grupo estaba libre de emisiones.

Acciona y CaixaBank ya son empresas libres en carbono. Un 49% de las grandes compensa parte de sus emisiones

Por su parte, Telefónica evitó 1,4 millones de toneladas de CO2 en 2018, lo que hizo disminuir sus emisiones un 13% respecto a 2017 y un 37% en relación a 2015. En la actualidad es 100% renovable en Alemania, Brasil, España y el Reino Unido, y tiene el compromiso de ser 100% renovable a escala mundial en el año 2030.

En cuanto a autogeneración, la compañía tiene en España 70 estaciones base que consiguen que en torno al 60%-70% del consumo (en función de su ubicación) de las estaciones sea energía solar.

Acciona, desde 2016, está libre de carbono. Una lista breve, ya que, además de la constructora, solo forma parte de ella CaixaBank. En 2018, Acciona logró reducir sus emisiones un 7% respecto al año anterior, lo que evitó la emisión a la atmósfera de 14,7 millones de toneladas de CO2. Asimismo, su porcentaje de recursos renovables utilizados es de un 29%.

Las cifras

100% de energías limpias. Bankia y Mediaset son las únicas empresas que han conseguido este objetivo.

14% del Ibex (conformado por las compañías BBVA, CaixaBank, REE, Santander y Telefónica) quiere ser 100% renovable.

Red Eléctrica, en séptima posición, en 2018 se comprometió a reducir sus emisiones por MWh transportado, de alcance 1 y 2, en un 40% en 2030 respecto a 2015. Un objetivo previo estableció para 2020 una reducción del 10% respecto a ese mismo año.

Dentro del Ibex 35, Bankia y Mediaset son las únicas empresas que operan con un 100% de energías renovables, según EcoAct. La buena noticia es que BBVA, CaixaBank, Red Eléctrica, Banco Santander y Telefónica, un grupo que supone el 14% del índice, planea seguir sus pasos.

Fuera de España

El estudio de EcoAct analiza también el estado de otros índices. El 3% de las empresas que integran el FTSE 100 utiliza un 100% de energías renovables, el 25% está comprometidas con ser 100% renovables y el 77% emplea fuentes limpias. En el Dow 30, para los mismos indicativos, los porcentajes son del 10%, 23% y 97%; mientras que en el caso del Cac 40 son del 0%, 25% y 90%.

Schneider, en octava posición del ranking global de EcoAct, está dispuesta a alcanzar la neutralidad del carbón en los próximos cinco años, y no en los diez ejercicios previstos anteriormente. También pretende que sus operaciones sean de cero emisiones para 2030 y se compromete con los proveedores por una cadena de suministro verde para 2050.

Fuera de los rankings, también hay empresas que, aun perteneciendo a la industria más contaminante, dan pasos hacia una economía más limpia. Es el caso de BP, que en 2018 se marcó el objetivo de reducir 3,5 millones de toneladas de emisiones hasta 2025.

Normas