FCC ya tiene listo su negocio de Medio Ambiente para una nueva ‘operación Aqualia’

Cierra el traspaso a una filial de los activos y negocios relacionados con esta actividad

Carlos Slim, durante una rueda de prensa esta semana en México.
Carlos Slim, durante una rueda de prensa esta semana en México.

FCC ha prácticamente culminado la reestructuración del negocio de servicios medioambientales que inició a comienzos de año con el fin de canalizarlo a través de una división independiente que, eventualmente, se pueda abrir a la entrada de socios.

La compañía controlada por Carlos Slim ha cerrado el traspaso a la filial FCC Medio Ambiente de todos los activos y negocios relacionados con esta actividad que tenía repartidos por el grupo y otras filiales.

Este proceso culminó hace unos días con la inscripción en el Registro Mercantil de la ampliación de capital por la que se ha materializado este traspaso.

En paralelo, FCC ha ampliado el objeto social de la filial, de forma que abarque la "prestación de servicios de recolección, transporte y eliminación de residuos, limpieza en general y cualquier otra actividad de saneamiento", según los anuncios publicados en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme) esta semana.

De esta forma, la reorganización de FCC Medioambiente, aprobada en la última general de accionistas de la empresa, está prácticamente culminada, pendiente de cerrar los últimos 'flecos', según la compañía.

Con esta reestructuración, el grupo también participado por Esther Koplowitz deja listo el negocio de servicios medioambientales para poder realizar una eventual operación similar a la que el pasado llevó a cabo con Aqualia, su filial de agua.

En ese caso, FCC vendió el 49% de esta firma, su 'joya de la corona', al fondo australiano IFM, al tiempo que la utilizaba para lanzar una 'macroemisión' de bonos y reestructurar la deuda del grupo.

En el caso de FCC Medio Ambiente, primera fuente de negocios del grupo y con la que ha desembarcado en Estados Unidos, en el acuerdo de la junta por el que se aprobó su reestructuración ya se indicaba que no se descartaba abrirla a la entrada de "inversores interesados" en esta actividad.

Optimizar la gestión

Entre los objetivos económicos que el grupo, según dijo entonces, busca con esta remodelación figura "la captación de financiación externa a través de la atracción de posibles financiadores o inversores interesados en esta concreta línea de negocio medioambiental".

El grupo también achaca la 'independencia' de Servicios a la necesidad de "racionalizar" la estructura empresarial del grupo, "optimizar" su gestión y control, y "permitir el desarrollo autónomo y especializado", tal como detalla en la documentación que acompaña la convocatoria de la junta.

En la actualidad, servicios medioambientales es la primera fuente de ingresos de FCC, por delante de la tradicional actividad constructora. El pasado año reportó 2.822,4 millones de euros, el 47% del total, gracias a la positiva evolución de todas las actividades y a la internacionalización del negocio, que logró entrar en Estados Unidos. Además, cuenta con una cartera de negocio de 10.258 millones de euros.

El grupo aborda esta reestructuración mientras se enfoca al crecimiento tras culminar recientemente, con la vuelta a los beneficios y el dividendo, la reestructuración y el saneamiento acometido en los últimos años.

Normas