Vivienda

Los españoles se gastan 10.000 euros en reformas, el doble de lo que planean

Un 11% se endeuda y apenas dos de cada diez consiguen renovar su casa entera

Los españoles se gastan 10.000 euros en reformas, el doble de lo que planean Pulsar para ampliar el gráfico

Pasarse del presupuesto marcado a la hora de meterse a hacer obras en casa suele resultar prácticamente inevitable, pero lo cierto es que la factura final puede acabar doblando lo inicialmente estimado. Así lo revela un estudio que publica hoy Houzz, una empresa estadounidense afincada en España desde 2015, especializada en renovación de viviendas y en poner en contacto a más de 40.000 profesionales del sector con clientes. Según detalla su informe, los más jóvenes desembolsan más dinero que los más veteranos y, en general, los españoles priorizan la funcionalidad y el diseño antes que la eficiencia energética.

El gasto mediano –es decir, el más común– de los españoles que reformaron su vivienda el año pasado ascendió a los 10.000 euros, dos veces más que el coste que estiman inicialmente antes de emprender un proyecto de este tipo. Además, quienes más dinero invierten en renovar su vivienda también se exceden más de la cuantía estimada en un inicio. El desembolso del 10% de propietarios que más se gastaron (percentil 90), alcanzó los 70.000 euros el año pasado, 2,3 veces más de los 30.000 euros que prevén. Precisamente, respetar el presupuesto inicial es uno de los principales problemas a los que se enfrentan los hogares en estos casos, solo por detrás de dar con los materiales y los proveedores adecuados.

A pesar de la ralentización económica, el economista principal de Houzz, Nino Sitchinava, prevé que este año se mantenga el buen ritmo de actividad registrado en 2018 en España y estima que “la demanda acumulada” continuará impulsando nuevos proyectos. 

Curiosamente, son los más jóvenes, los menores de 40 años, quienes más dinero se gastaron: del orden de los 15.000 euros, frente a los 10.000 de los propietarios que superaban esa edad, probablemente porque quienes compran su primera vivienda están dispuestos a hacer un mayor desembolso.

En efecto, entre las principales causas mencionadas para renovar su casa, se encuentran, en primer lugar, la de querer adaptarla a cambios recientes en la familia (30%), véase, la llegada de un hijo, así como la voluntad de personalizarla tras su compra (25%), dos razones que se sitúan muy por delante de la necesidad de reparar daños relacionados con la antigüedad de la vivienda (14%).

Eso explica, igualmente, que lo que más prioricen los particulares a la hora de reformar su hogar sea mejorar la funcionalidad y el diseño, antes que hacerlo más eficiente energéticamente. Como también, que una de cada cuatro casas renovadas el año pasado tuviera menos de 20 años; un 30%, menos de cuatro décadas; y apenas otro tercio, una antigüedad mayor.

De media, los españoles reformaron dos cuartos, el baño y la cocina en su gran mayoría, y solo un 21% se decidió a renovar la casa entera. La cocina es la estancia que supone el mayor desembolso, unos 8.000 euros, mientras que el baño implica unos 3.000 euros.

Un 11% se endeuda

Esperar a tener ahorros. De los 10.000 euros que suelen desembolsar los  españoles al reformar su vivienda, el grueso (80%) proviene de los ahorros. No obstante, uno de cada diez particulares que se decidió a renovar su casa el año pasado se endeudó, ya fuera recurriendo a la tarjeta de crédito (6% del total) o bien solicitando un préstamo (5%). Además de los ahorros, un 7% de los hogares aprovechó el dinero de una  herencia para la reforma, un porcentaje que llega al 13% en el caso de quienes tienen menos de 40 años. Un 6% también consiguió financiar parte de la renovación gracias al efectivo obtenido con la venta de su casa anterior.

Normas