Facebook lo tiene crudo con iOS 13 y Android 10: podremos limitar los datos que recoge

Facebook lo tiene crudo con iOS 13 y Android 10: podremos limitar los datos que recoge

Los nuevos sistemas operativos añaden nuevas opciones de control.

Disculpadnos por ese "lo tiene crudo", pero es la imagen que mejor representa lo que va a ocurrir en los próximos días tras las llegadas de iOS 13 y de Android 10: que la barra libre de datos que ahora recoge Facebook sin que nos enteremos podría verse interrumpida bruscamente.

Y es que hasta ahora todos sabíamos que los de Mark Zuckerberg recogían datos de todo tipo de nuestros terminales y, entre unas cosas y otras, era complicado limitarlo y, sobre todo, conocer al dedillo qué estábamos compartiendo. Ahora eso se va a terminar.

Localización en segundo plano y más

Google trae con Android 10 la opción de que escojamos, aplicación por aplicación, cuál queremos que siga guardando datos de localización en segundo plano, cosa que hasta ahora no era posible. Eso nos podrá llevar a que le cortemos el grifo a Facebook para que no tenga un detallado registro de nuestras ideas y venidas todos los días.

Facebook localización en segundo plano.
Facebook localización en segundo plano.

Aun así, los responsables de la red social ya preparan herramientas para intentar mantener ese flujo constante de datos: una opción que aparecerá dentro de la app y que nos permitirá activar el seguimiento en segundo plano. Opción que, ¿nos apostamos a que vendrá activada de serie? Imaginamos que han hecho algo así para quienes entrar en las procelosas aguas de los Ajustes de Android no es plato de buen gusto. De todas formas, Facebook en Android tiene una escapatoria: la fragmentación del OS ya que esta versión 10 no llegará a un número significativo de terminales hasta dentro de muchos meses.

Pero en iOS 13 la cosa es distinta. Esa gestión individualizada de las apps que queremos que accedan a nuestra ubicación en segundo plano ya estaba disponible pero ahora, el sistema operativo de Apple va más allá, y ofrecerá informes detallados a los usuarios de qué datos han recogido, cuándo y cómo. Incluso podremos ver un mapa de todas esas señales que hemos enviado a la red social.

Solo así, viendo de forma palpable el chorreo de información que proporcionamos, seremos conscientes de que es importante cortarlo cuanto antes. No ya por cuestiones de privacidad, que también, sino para evitar que la red social siga recogiendo gratis esa materia prima que en el mundo en el que vivimos del big data algunos califican como de "más preciada que el petróleo".

Normas