Polaroid Lab, tu laboratorio fotográfico donde el smartphone es el rey

Polaroid Lab, tu laboratorio fotográfico donde el smartphone es el rey

Permite imprimir directamente las fotos que se ven en la pantalla

Seguro que la idea de tener un laboratorio fotográfico par tu smartphones es algo que, cuando menos, te genera curiosidad. Pues to es justo lo que permite conseguir Polaroid Lab, un accesorio que permite plasmar en una foto en papel lo que se muestra en la pantalla del teléfono…y sin tener que utilizar cable alguno o comunicación inalámbrica. Sorprendente.

Esta es la primera impresora fotográfica que llega de la mano de Polaroid Originals, y que incluye en su interior su propia cámara que dispone de tres lentes que son las que hacen el trabajo una vez que se apoya la pantalla del smartphone en la zona superior del producto creando una caja oscura en la que sólo la imagen que se desea adquirir es lo que tiene luz (esencial esto para hacer el trabajo ya que los cambios de esta es lo que ofrece la mayor parte de la información). Por cierto, apr que todo funcione, la aplicación que se debe ejecutar es la propia que ofrece la compañía –todavía en versión de prueba- y que está disponible para iOS y Android.

Por cierto, que el desarrollo del que hablamos ofrece una buena cantidad de posibilidades a la hora de editar la imagen en cuestión, ya que es posible desde modificar el contraste de esta hasta crear un collage con otras tomas que se tiene en el teléfono. Esencial es que este trabajo es el encargado que el ajuste a las dimensiones de la foto resultante, que es el mítico de Polaroid, se adecuado y que por lo tanto todo quede bien.

Polaroid Lab, tu laboratorio fotográfico donde el smartphone es el rey

Algunos detalles que se deben conocer de Polaroid Lab

Una de las que se deben tener en cuenta es que el objetivo con este producto es tener una foto que sea como si se hubiera dado uso a un cámara Polaroid, por lo que la definición no es la mejor posible y, por lo tanto, la definición es algo baja si se compara con lo que es posible conseguir a día de hoy. Pero este aspecto “retro”, lo cierto es que es atractivo. Por lo tanto, seguro que se aprecia que la saturación no es la mejor posible y que el suavizado del enfoque (que pastelea un poco) está presente en la foto que se consigue con este laboratorio.

Es importante conocer que para utilizar Polaroid Lab se necesita dar uso a carretes de foto de la propia compañía, sólo funciona con estos, y que ofrece una batería interna que permite darle uso en casi cualquier lugar por más de dos horas y que se carga mediante el uso de un puerto microUSB. El próximo día 10 de octubre se pone a la venta este curioso accesorio que hace rememorar los años ochenta y el precio que tiene no es nada caro: unos 130 dólares (lo que al cambio se queda en sólo 118 euros).

Normas