Los conservadores ganan las elecciones en Grecia

Tsipras felicita a Mitsotakis, que lograría la mayoría absoluta

elecciones grecia 2019 Mitsotakis
El líder del partido conservador Nueva Democracia, Kyriakos Mitsotakis.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, reconoció este domingo su derrota en las elecciones generales anticipadas y felicitó al vencedor, el líder de Nueva Democracia, Kyriakos Mitsotakis. En una conversación telefónica, ambos líderes acordaron que el traspaso de poderes se efectuará mañana mismo, inmediatamente después de que Mitsotakis jure en el cargo ante el presidente del país, Prokopis Pavlópulos, ceremonia que está prevista para la 13.00 hora local (12.00 hora en la España peninsular).

La llamada telefónica se produjo cuando tan solo había finalizado el recuento del 30% de los votos, que ya daba un resultado claro en lo que respecta a los dos principales partidos, el conservador Nueva Democracia y el izquierdista Syriza.

Con datos casi definitivos, al 80,61% del escrutinio, la victoria era clara para el partido Nueva Democracia (ND) de Kyriakos Mitsotakis con un 39,7% de votos frente al 31,6% de la Coalición de la Izquierda Radical (SYRIZA) del primer ministro saliente, Alexis Tsipras. 

Como tercera fuerza política se situó el Movimiento por el Cambio (KINAL), con un 7,81% de votos, seguido del Partido Comunista de Grecia (KKE, 5,37%), Solución Griega (Elliniki Lysi, 3,74%) y el partido MeRA25 del exministro Yanis Varufakis (3,49%). El partido neonazi Amanecer Dorado quedaría fuera del Parlamento puesto que ha logrado un 2,96%, justo por debajo del mínimo legal del 3%. 

Teniendo el cuenta el bonus de 50 escaños para el partido ganador, ND lograría 158 de los 300 asientos del Parlamento --mayoría absoluta-- seguido de los 86 de SYRIZA, 22 de KINAL, 15 del KKE, 10 de Solución Griega, 9 de MeRA25 y ninguno de Amanecer Dorado. En tercer lugar se situó el partido de centro Kinal, sucesor del histórico Pasok, que rozó el 8% de los votos, seguido de los comunistas del KKE, con el 5,4%.

Aunque neonazis de Amanecer Dorado han quedado fuera del Parlamento tras perder más de la mitad de su electorado, la ultraderecha ha entrado a través de la nueva formación Solución Griega, que ha alcanzado el 4,5% de los votos y un diputado. El partido izquierdista Mera25, fundado por el exministro de Finanzas Yanis Varufakis, ha conseguido nueve escaños. En las elecciones al Parlamento Europeo, el pasado 26 de mayo, Mera25 se quedó a tan solo pocos votos de obtener un escaño en la Eurocámara.

La participación, con un 57%, fue una de las más bajas de la historia de la democracia griega, aunque superó ligeramente la de las elecciones de septiembre de 2015, tras el referéndum y la fractura de Syriza. Muchos ciudadanos decidieron huir a la playa de la ola de calor que asoló Grecia este domingo, lo que afectó a la participación en una jornada electoral que por lo demás fue tranquila.

Mitsotakis promete crecimiento y empleo

El ganador de las elecciones anticipadas griegas, el conservador Kyriakos Mitsotakis, aseguró que a partir de este domingo "comienza una nueva pero bonita lucha" y prometió que trabajará por traer crecimiento y empleo al país.

"Pedí un mandato fuerte y me lo han dado con generosidad. No defraudaré sus esperanzas", señaló Mitsotakis. El líder de Nueva Democracia prometió que el Gobierno se regirá por los principios de la transparencia y la meritocracia y anunció que el Parlamento trabajará todo el verano, "porque el futuro no puede esperar".

Tsipras acepta la derrota y se va "con la cabeza alta"

El líder de Syriza, Alexis Tsipras, aceptó serenamente la derrota de su partido este domingo en las elecciones generales griegas y defendió el legado de su Gobierno, que deja un país en crecimiento económico y con las cuentas saneadas, y afirmó en una comparecencia ante los medios que se va "con la cabeza alta".

"Nos vamos con la cabeza alta. Hace cuatro años nos encargamos de un país al borde de la quiebra. Hoy dejamos un país libre (de rescates), en crecimiento y con reservas en sus cajas, con el interés de la deuda al mínimo histórico", afirmó Tsipras.

Aseguró que el resultado es "el coste político" de las difíciles decisiones que han tenido que tomar, pero que "no constituye una derrota estratégica". "Trabajaremos para que sea temporal", aseguró.

El líder de Syriza expresó que espera que la victoria de Nueva Democracia no conduzca a un "revanchismo" por parte del partido conservador que afecte a los derechos sociales y que, como principal fuerza de la oposición, lucharán para que esto no ocurra. 

Normas