Las gafas que adaptan su graduación al ojo ya son una realidad

Las gafas que adaptan su graduación al ojo ya son una realidad

Un equipo de ingenieros ha desarrollado un prototipo completamente funcional.

Como diría nuestra abuela, "los tiempos avanzan que son una barbaridad", y en esto de las gafas parecía incomprensible que pudiendo llegar (casi) a Marte, todavía no fuera posible disponer de unas que se adaptaran a nuestro ojo permitiendo cambiar el enfoque dependiendo de lo mejor o peor que tengamos la vista. Y parece que un grupo de ingenieros de Stanford ha dado con la clave.

Ejemplos de enfoques posibles con estás mismas gafas.
Ejemplos de enfoques posibles con estás mismas gafas.

El estudio fue publicado la semana pasada, concretamente el 28 de junio, en el diario Science Advances donde se daban todos los detalles de estas gafas autofocales (así las llaman), capaces de adaptar el cristal a la posición de nuestro ojo para enfocar aquello que estamos mirando.

Las gafas que adaptan su graduación al ojo ya son una realidad

En un principio parece imposible que algo así pueda fabricarse fácilmente, pero los ingenieros responsables de este desarrollo lo tuvieron claro desde el principio y se fijaron en cómo funciona el ojo. Como sabéis, nuestro cristalino es capaz de estirarse o comprimirse para enfocar aquello que estamos mirando. Pues bien, dicho y hecho.

Gafas con enfoque automático

Así que el desarrollo rápidamente se enfocó (nunca mejor dicho) en replicar la función que lleva a cabo el cristalino de nuestros ojos, creando unas gafas cuyos cristales están compuestos por un fluido capaz de estirarse y contraerse para conseguir enfocar en el punto al que miramos.

Las gafas que adaptan su graduación al ojo ya son una realidad

De momento estamos ante un prototipo que no puede ser comercializado tal cual está pero que, en un futuro y gracias a la miniaturización de los componentes que necesita, podríamos disfrutarlo en ópticas de todo el mundo.

Normas