Los fabricantes de coches piden un pacto de Estado por la industria del automóvil

El presidente de Anfac, José Vicente de los Mozos, alerta de que si no se consumen coches eléctricos en España, será difícil que se fabriquen en el país

José Vicente de los Mozos, presidente de Anfac, durante su intervención en el Fórum Europa.
José Vicente de los Mozos, presidente de Anfac, durante su intervención en el Fórum Europa.

José Vicente de los Mozos, presidente de Anfac, la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones, ha pedido este jueves delante de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, un pacto de Estado para el motor. “La industria del automóvil necesita de un pacto de Estado, no podemos poner una de las joyas de la corona de este país en peligro”, ha dicho De los Mozos en el Fórum Europa.

El también presidente de Renault en España ha señalado que los fabricantes de coches “están deseando que haya un Gobierno”, que les de estabilidad para los próximos cuatro años y que lleve a cabo políticas que no prohíban, sino que marquen “una referencia” para trabajar de manera progresiva. En ese sentido, el directivo ha asegurado “no estar por la labor” de medidas restrictivas como Madrid Central, mientras no le demuestren que ayuda a reducir la contaminación. Además, ha insistido en la necesidad de que haya una legislación homogénea en todo el país en torno al automóvil.

“Hay que poner en marcha un plan de achatarramiento de los coches más antiguos. Necesitamos una ayuda mucho más clara sobre la industria 4.0 y avanzar en la infraestructura del coche eléctrico. Tenemos que ayudar a los españoles a definir qué modelo de movilidad quieren”, ha dicho el directivo vallisoletano.

De los Mozos ha asegurado que la industria del automóvil está comprometida con la descarbonización y la mejora del medioambiente, pero ha indicado que hay otros problemas como la contaminación de las calderas del que nadie habla. Por otro lado, el directivo ha explicado que el coche eléctrico es el futuro, pero que España “está a la cola” en la electrificación. Por ello, ha pedido un plan de infraestructura de puntos de recarga que estén “interconectados”, para facilitar que el usuario pueda moverse con facilidad con un vehículo eléctrico por toda España.

“Nosotros fabricamos cerca de donde se consumen los vehículos. Si en España no hay infraestructura será difícil que se fabriquen coches eléctricos aquí. No es verdad que un vehículo eléctrico necesite menos mano de obra. En la parte de motor sí, pero no hay impacto en otros procesos como la estampación, la pintura o el montaje”, ha asegurado el directivo.

En relación al vehículo eléctrico, Reyes Maroto ha tomado la palabra y ha asegurado que el Ejecutivo está trabajando para atraer a fabricantes chinos a España y que conozcan “un polo que es desconocido para ellos”. Además, la ministra ha recalcado que en relación a la alianza europea de baterías, “la semana pasada ya hubo una reunión” en la que se habló de un primer proyecto para “trabajar en una tecnología de baterías europea propia” y en la que participarán seis empresas españolas.

Competencia con Marruecos y Europa del este

“Tenemos la suerte en este país de que hay sindicatos que han entendido la importancia de la industria del motor, pero todavía hay mucho que hacer en flexibilidad, tenemos que avanzar en ese sentido”, ha asegurado De los Mozos, quien ha alertado de los rápidos avances que están experimentando países como Marruecos y los países de Europa del Este. “Tenemos que ser más competitivos, no tanto a nivel salarial, sino en flexibilidad”, ha indicado el directivo.

“En Marruecos la velocidad de progreso es impresionante. Los proveedores españoles están instalando plantas allí”, ha dicho De los Mozos, que ha recordado que Renault ya tiene dos plantas productivas en el país africano.

Normas