Finanzas

El grupo Odebrecht pide el mayor concurso de acreedores de América Latina

El holding, castigado por los escándalos de corrupción, suma una deuda de 22.400 millones

Sede de Odebrecht en Sao Paulo.
Sede de Odebrecht en Sao Paulo. EFE

El conglomerado brasileño Odebrecht, protagonista de un escándalo de corrupción de dimensiones internacionales, ha pedido acogerse a ley de quiebras (equivalente al concurso de acreedores). Odebrecht SA, empresa holding de un grupo de opera desde la construcción hasta la energía, ha presentado la petición en un tribunal de Sao Paulo, y contempla 11.650 millones de euros en deudas pasivas de reestructuración.

No obstan, la empresa ha precisado que el valor total de la deuda (incluyendo operaciones dentro del grupo y otros tipos de pasivo) asciende a 22.400 millones euros, lo que la convierte en la mayor quiebra de la historia de América Latina, por encima de la teleco Oi (16.900 millones). A principios de mes Odebrecht ya pidió concurso de acreedores para su firma de Etanol Atvos y ha intentado la venta de su filial petroquímica. Otras empresas del grupo como Units Braskem, Odebrecht Engenharia e Construção, Ocyan, OR , Odebrecht Transport  o Enseada Indústria Naval no se han acogido a esta medida.

El conglomerado, uno de los mayores de Brasil, no ha logrado recuperarse de los escándalos destapados por la Lava Jato, la mayor operación anticorrupción de la historia del país. La investigación empezó en 2014 y paralizó la compañía, que perdió acceso a fondos públicos y vio a altos ejecutivos encarcelados acusados de pagar sobornos a funcionarios públicos. La trama no se limitó a Brasil y se expandió por otra decena de países de Latinoamérica y Africa, donde se investigan pagos de sobornos a políticos por parte de la constructora.

Odebrecht ha firmado acuerdos que incluyen el pago de multas con los gobiernos de Estados Unidos, Brasil, Perú, Panamá, República Dominicana, Guatemala, Ecuador y Suiza para compensar los actos ilícitos por los que es investigado y trabaja con otros países para cerrar pactos similares.

Según Odebrecht, ante el "vencimiento de diversas deudas, la concurrencia de hechos imprevisibles y los recientes ataques a los activos de las empresas", la administración del conglomerado concluyó que la petición de "recuperación judicial se convirtió en la medida más adecuada" para hacer posible la conclusión exitosa de su proceso de reestructuración financiera de forma "coordinada, segura, transparente y organizada".

La compañía explicó que para su decisión pesó la "crisis económica" que golpeó Brasil los últimos años, el "impacto en su reputación debido a los errores cometidos" y la dificultad que afrontan las empresas que colaboran con la Justicia a la hora de recibir nuevos créditos y tener sus servicios contratados. "Pese a las crisis económicas en Brasil y en los países y sectores en los que actúa, (Odebrecht) realizó significativas aportaciones financieras en sus negocios", sostuvo el grupo.

Normas