Elecciones 26M

Sánchez insiste en gobernar en solitario y buscará alianzas con Cs en algunas regiones

Iglesias insiste en la formación de un Gobierno de coalición. Los barones atribuyen el resultado del PP al giro centrista

La portavoz nacional de Ciudadanos, Inés Arrimadas, durante la rueda de prensa tras la reunión de la Ejecutiva de Ciudadanos un día después de las elecciones del 26M.
La portavoz nacional de Ciudadanos, Inés Arrimadas, durante la rueda de prensa tras la reunión de la Ejecutiva de Ciudadanos un día después de las elecciones del 26M. Europa Press

Apagados los focos de las elecciones generales, autonómicas y municipales que han protagonizado el escenario político en el último mes en España, llega el momento de las negociaciones para formar gobiernos. Los comicios de este domingo en 12 autonomías han cambiado el color del mapa político a favor del PSOE, que refuerza los datos obtenidos en las generales del pasado 28 de abril. Los socialistas han logrado vencer en diez de ellas por número de votos –al margen quedan Cantabria y Navarra– pero, pese a ello, no logran controlar Madrid, Castilla y León y Aragón.

Con ese panorama en las autonómicas, un escenario abierto en canal en grandes consistorios como Madrid y Barcelona, y el éxito cosechado en los comicios europeos, donde el PSOE se ha convertido en el líder de la socialdemocracia europea, Pedro Sánchez se afianza en el poder y aspira a constituir un Gobierno en solitario.

Los resultados han sido muy distintos para Unidas Podemos. La formación registra una fuerte caída en las municipales, lastrada por la pérdida de Madrid y Barcelona y otros ayuntamientos del cambio. También en las autonómicas, donde se ha quedado sin representación en Castilla-La Mancha y en Cantabria y sufre importantes batacazos en otras regiones como en Madrid, donde pasa 27 a siete escaños, Aragón, de 14 a cinco, o Castilla y León, de 10 a un escaño. Todo ello diezma sus posibilidades de lograr un Gobierno de coalición y permite al PSOE reducir su dependencia de la formación morada.

La vicepresidenta del Ejecutivo en funciones, Carmen Calvo, al igual que los presidentes de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y Vigo, Abel Caballero, remarcó este lunes que la intención de los socialistas es gobernar en solitario con acuerdos puntuales, e insto a PP y Cs a facilitar la investidura.

Una visión que choca con la del dirigente de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, quien, pese a hacer autocrítica por los resultados obtenidos y poner su cargo a disposición de la formación, insistió en un Ejecutivo de coalición. Un Gabinete "en el que podamos estar en la proporción modesta que nos corresponda", matizó, dejado a un lado posibles vetos. "Con las fuerzas que tenemos no vamos a poder pedir muchos elementos para hacer cosas que nos gustaría llevar a la práctica", reconoció Iglesias.

Un Gobierno en solitario del PSOE tendría además otra consecuencia: el apoyo parlamentario, necesario para lograr la investidura de Sánchez, por parte de Coalición Canaria, que ha rechazado respaldar una coalición en la que estuviera la formación morada.

Por lo pronto, tras semanas imponiendo un cordón sanitario al PSOE, Ciudadanos reconoció ayer que a partir de ahora decidirá caso por caso sus apoyos, eso sí, desde Madrid. Para ello, la ejecutiva de Cs anunció la creación de un comité nacional de negociación que se reunirá hoy mismo. Será este organismo, según explicó la nueva portavoz parlamentaria de la formación, Inés Arrimadas, quien dirima "en un proceso lento" hacia dónde mirará el partido en las comunidades y ayuntamientos donde tiene la llave de la gobernabilidad, como la Comunidad de Madrid, Aragón o Castilla y León.

"Vamos a ser responsables. Los ciudadanos nos han visto gobernar. Cs siempre piensa en el interés general", aseguró Arrimadas, quien se abrió a negociar con el PSOE sin descartar compartir Gobierno con Vox.

Casado sale reforzado

El 26M se ha convertido en un inesperado salvavidas para Pablo Casado al frente del PP. Pese a la fuerte caída en votos de los populares, la derecha ha logrado imponerse en los bastiones de Madrid, tanto en la capital como en la comunidad, donde aspira gobernar con el apoyo de Cs y Vox.

Casado ha logrado evitar el sorpasso de Rivera, con quien pugnaba tras las generales por el liderazgo de la oposición. Además, ha conseguido "una oportunidad" por parte de los barones populares, que atribuyen el resultado obtenido al giro al centro realizado tras conocerse la debacle del 28A.

Vox, por su parte, reclamó ayer "visibilidad política o ejecución política" en los gobiernos de comunidades y ayuntamientos en los que apoye al PP, dijo su líder Santiago Abascal.

Fuera del ámbito político, la CEOE ofreció su colaboración a los futuros Gobiernos desde el respeto a la Constitución. Los empresarios piden priorizar la estabilidad política, la seguridad jurídica y el control presupuestario, intensificando las reformas necesarias para crear empleo y reforzar la competitividad.

Negociaciones caso por caso para el 15 de junio

Ayuntamiento de Madrid. Las cuentas salen para la derecha en la capital y José Luis Martínez-Almeida, candidato del PP, se ve ya regidor en sustitución de Manuela Carmena. "Lo razonable es que los que conocen a fondo el Ayuntamiento gestionemos el Ayuntamiento", aseguró en referencia al papel de Vox. Más abierto se mostró sobre el rol de Cs: "Vamos a trabajar muy bien juntos [en referencia a Begoña Villacís] y no descarto que sea vicealcaldesa".

Comunidad de Madrid. El vencedor por escaños, el socialista Ángel Gabilondo, tratará de formar Gobierno aunque el bloque de izquierdas no suma.

Barcelona. Empate en número de concejales entre Ada Colau (Barcelona en Comú) y Ernest Maragall (ERC). No obstante, la victoria en votos del independentista llevó a Miquel Iceta, líder del PSC, a asegurar que harán "lo que haga falta para que Barcelona no tenga un alcalde secesionista".

Pulso de Valls. Más rotundo fue el candidato de Cs al Ayuntamiento de Barcelona, Manuel Valls, que alertó ayer de que romperá con el partido de Rivera si pacta con Vox en Madrid.

Normas