Estos robots probarán por nosotros la comida para saber si está en buen estado

Estos robots probarán por nosotros la comida para saber si está en buen estado

Esperemos que no se entere Chicote.

Siempre que se habla del futuro se nos vienen a la mente robots. Robots en todos lados, haciendo nuestro trabajo, llevando a los niños al colegio, barrernos la casa o... incluso comiéndose nuestros platos. Parece que en China están trabajando con materiales de robótica que son capaces de probar alimentos y determinar su estado o incluso marcar la tendencia acerca de cómo deben cocinarse ciertos alimentos para satisfacer a la población.

Robots con buen gusto culinario que ayudarán a las empresas en el futuro

Estos robots están equipados con sensores que imitan los ojos, nariz y lengua humanas están comenzando a hacer pruebas para asegurar la calidad de la comida producida en masa. Según el medio local South China Morning Post, están ahorrando millones de dólares a los fabricantes de alimentos gracias a sus medidas de comprobación.

Estos robots probarán por nosotros la comida para saber si está en buen estado
AFP

El gobierno chino ha emitido una serie de regulaciones para comidas específicas, con regulaciones que rigen los colores, sabores y otros factores específicos de cada plato. La IA de los robots analiza la información de sus sensores y puede monitorizar con una mayor velocidad que los humanos. Y se ahorran las posibles consecuencias de un empacho. Al parecer, este sistema tiene un noventa por ciento de precisión con respecto a si lo probase un hemano, eliminando los sesgos que tienen los gustos individuales de cada uno.

Aunque las pruebas con robots proporcionan rapidez debido a que un robot nunca se cansa de comer y eficacia gracias a su gran precisión, los expertos aseguran que la evaluación de un sabor debe seguir teniendo la supervisión de un humano. Es muy difícil estandarizar comidas de cualquier tipo en máquinas, ya que hay muchos factores a tener en cuenta, como los gustos personales de cada uno. Pero es una medida que seguramente veamos pronto en un futuro cercano a la hora de producir masivamente comida rápida con un sabor universal, con robots que detecten si algún alimento que la conforme esté en mal estado. También es una forma de evitar disgustos en forma de enfermedades a las personas humanas que prueban ese tipo de comidas para su posterior distribución.

Los robots cada vez están más presentes en nuestra sociedad, incluso para aspectos que considerábamos imposibles, como el probar nuestras comidas. Aunque, desde una visión empresarial y de salud, puede ser una buena solución de futuro.

Normas