El volumen de las operaciones de M&A cae un 3%, según Clifford Chance

La firma resta importancia a la inestabilidad política española

El volumen de las operaciones de M&A cae un 3%, según Clifford Chance
EFE

La actividad económica global de fusiones y adquisiciones (M&A) experimentó un ligero descenso del 3% en 2018. Así lo expone el último informe de elaborado por la firma británica Clifford Chance, que explica esta caída por la ralentización del PIB mundial, la desaceleración de la economía china o el aumento de la deuda mundial.

La bajada en el volumen de las operaciones, sin embargo, contrasta con un incremento del 12% en el número de fusiones y adquisiciones en comparación con 2017. En total, el valor agregado de las mismas ascendió a 3.500 millones de dólares.

Los sectores con más actividad fueron telecomunicaciones, medios y tecnología (TMT) y energía, minería y servicios. Por otro lado, el texto indica que las operaciones de M&A de carácter transfronterizo representaron el 38% del total de las operaciones a nivel mundial.

Inestabilidad política

A pesar de las muestras de enfriamiento que señalan los indicadores, la firma no se muestra en absoluto pesimista de cara a 2019, ni a nivel global ni nacional. Javier García de Enterria, responsable de la Corporate y M&A de Clifford Chance en España, resta importancia a la inestabilidad política en la que se encuentra sumida nuestro país. “Tendrá un impacto económico limitado”, asevera. Y añade que, por el momento, no está afectando al curso habitual de las operaciones.

Asimismo, Guy Norman, responsable global de Corporate y M&A de Clifford Chance, señala que la complejidad del actual escenario mundial puede ser buena oportunidad para los equipos de dirección e inversores que sean capaces de adoptar las decisiones adecuadas.

Por último, la firma indica que la tecnología jugará un papel clave en el escenario global, con los datos como principales protagonistas. Así, recomiendan estar al tanto de las fronteras digitales, ya que “nos estamos dirigiendo hacia una regulación global que regirá el comercio electrónico”.

En esta línea, incide sobre el uso creciente que se está haciendo de los activos digitales como instrumento de negociación en las operaciones.

Normas