ERC y PDeCAT dicen a Sánchez que está a tiempo de salvar sus cuentas si dialoga sobre autodeterminación

La ministra de Hacienda insta al Congreso a apoyar sus cuentas sin cálculos electorales y el líder del PP replica que son "los Presupuestos más nefastos de la Democracia"

debate presupuestos
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante su intervención en el pleno del debate de las enmiendas a la totalidad del proyecto de Presupuestos Generales del Estado. EFE

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha instado este martes a los grupos del Congreso de los Diputados a "aparcar la calculadora electoral" y a permitir la tramitación del proyecto de Presupuestos Generales de 2019 que ha diseñado el Gobierno de Pedro Sánchez.

“Todo indica que el independentismo votará en contra de unos Presupuestos buenos para Cataluña, y que la derecha votará en contra de unos Presupuestos sociales y buenos para España. Son unos y otros los que votan en contra para rechazar la recuperación de derechos que merece la ciudadanía. ¿No será que viven mejor en la confrontación?", ha planteado en su intervención inicial.

Montero ha acusado a PP y Ciudadanos de dejarse arrastrar por la ultraderechista Vox y hacer una oposición lesiva para el Estado, mientras que ha denunciado que los independentistas catalanes se han obcecado en condicionar su apoyo a las cuentas públicas a propuestas inasumibles por el PSOE, como son negociar la autodeterminación de la comunidad o que el Ejecutivo influya en el juicio del procés, en una injerencia sobre el poder judicial.

"Aparquen de una vez la calculadora electoral. Los ciudadanos quieren que la política les aporte soluciones", ha conminado a todos, acusándoles de fomentar la "confrontación" en busca de votos.

Montero ha lamentado que el debate coincida con el arranque del juicio contra los políticos presos por el procés independentista así como la manifestación del pasado domingo, impulsada por PP, Cs y Vox, que mina la convivencia entre los ciudadanos españoles, ha dicho la ministra.

"Estos son unos Presupuestos que creemos que son los que este país necesita en este momento del ciclo económico. Objetivamente son buenos para el conjunto de la ciudadanía viva donde viva", ha defendido Montero, pidiendo "responsabilidad" a la Cámara.

"No hay letra pequeña en estos Presupuestos Generales del Estado que pretenda contentar al independentismo o favorecer más a una comunidad que a otra. No hay nada que reciba Cataluña que no sea homologable a lo de Andalucía o Extremadura", ha aseverado.

“Nunca hasta ahora unos Presupuestos habían destinado tanto a ayudar a la gente que más lo necesita”, ha subrayado Montero, recordando el importante gasto social que incluye y su objetivo de redistribuir la riqueza, gravando más a la gran empresa y las rentas altas, para permitir que el resto de la sociedad disfrute de la recuperación económica. Las cuentas permitirán que “82.000 niños salgan de la pobreza severa, solo por esto merecía la pena aprobar este Presupuesto”, ha reclamado.

El proyecto presupuestario será debatido hoy por el conjunto de formaciones políticas presentes en el Congreso, donde mañana se votarán las enmiendas a la totalidad que han presentado PP, Cs, PDeCAT y ERC. 

El Gobierno de Sánchez ha vinculado su permanencia a la tramitación de estas cuentas, amenazando a las fuerzas independentistas con anticipar las elecciones al 14 de abril o el 26 de mayo si no logran su apoyo.

"El milagro económico del PP está en la cárcel"

La sesión de este martes, interrumpida tras el discurso inicial de Montero, se ha retomado con la intervención de los grupos que han presentado las enmiendas a la totalidad. La tarde ha arrancado con un bronco enfrentamiento entre Montero y el líder del PP, Pablo Casado.

“El Gobierno ha intentado quitarle la espada a la justicia para clavársela a la Constitución por la espalda”, ha arrancado Casado, que ha centrado su intervención en acusar al Gobierno de hacer cesiones al secesionismo catalán. “Que escándalo, los independentistas quieren la independencia”, ha ironizado, ante la petición de los independentistas de negociar un referéndum de autodeterminación para apoyar las cuentas públicas.

El líder del PP ha pasado luego a criticar el alza de impuestos, que asevera castiga a las clases medias y no se cumplirá, así como un aumento del gasto que teme se acabe superando. “Estos Presupuestos son los más nefastos de la historia de la Democracia. Afortunadamente ni ustedes tienen confianza en sacarlos adelante”, ha llegado a decir Casado, reclamando “elecciones cuanto antes”, para dar paso a las soluciones económicas del PP.

“¿Sabe dónde está el milagro económico del PP, señor Casado? En la cárcel”, ha replicado la ministra de Hacienda en referencia a Rodrigo Rato, exvicepresidente económico del Gobierno de José María Aznar que hoy cumple condena por el caso de las tarjetas black.

“Ustedes están pendientes de las banderas de los balcones, nosotros estamos pendientes de resolver la situación dentro”, ha espetado Montero a Casado, aduciendo que “para ustedes gasto social es un despilfarro”.

La responsable de Hacienda también le ha recordado que lo que llama “hachazo fiscal” es una subida de impuestos a solo el 0,5% de las empresas y el 0,7% de contribuyentes del IRPF, las grandes corporaciones y rentas altas, mientras que la subida del diésel es inferior a la de todas las gasolinas que preveía el PP para 2019.

“¿Y qué propuesta trae para Cataluña, una intervención permanente?”, ha cuestionado Montero exigiéndole que aporte alguna solución. “No podemos pasar 40 años intentando integrar a aquellos que quieren romper España, se acabó, la nación española lo ha dicho basta. El PP va a ser la contención al chantaje independentista y a la rendición socialistas”, le ha contestado Casado.

Rivera: "pongan fecha" para las elecciones

Por su parte, el responsable de Ciudadanos, Albert Rivera, ha criticado que PSOE y PP aprovechen el debate para lanzarse críticas sin abordar el fondo de las cuentas públicas a debate. “Toca hablar de los ciudadanos. Estos son malos Presupuestos para la economía española y el bolsillo de los españoles y para el futuro de la nación española”, ha dicho para justificar su enmienda a la totalidad.

“Son un sablazo al bolsillo de los españoles y a las clases medias”, ha asegurado, porque al estar en cuestión el volumen de ingresos previstos, como han manifestado Bruselas o la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), se acabarán subiendo impuestos al ciudadano medio para cubrir el desfase de recaudación.

Las cuentas de Sánchez, ha expuesto, suponen “más déficit, menos credibilidad, más deuda y gasto en intereses” y hacen “campeona a España inventando impuestos” como las tasas Google y Tobin sin que haya un consenso internacional. Rivera también ha denunciado que el proyecto se haya pactado con Unidos Podemos y ha reclamado que el Gobierno convoque elecciones mañana mismo cuando se constate que sus cuentas fracasan. 

Montero ha contestado que la única inquietud de Riviera es llegar a La Moncloa y ha criticado que el partido con más votos de Cataluña no haya hecho esfuerzos para solventar el conflicto secesionista. Además, ha tildado de "foto de la vergüenza" la imagen del pasado domingo, cuando Rivera coincidió con Casado y el líder de Vox, Santiago Abascal, en la manifestación contra Sánchez.

“Estos Presupuestos son más realistas que los que usted firmó con el PP”, ha dicho recordándole que ellos aspiraban a ingresar un 7,1% más (un 6% según su presupuesto) y que las cuentas del PSOE, sin el sin efecto dl nuevo sistema de información el IVA, plantean un alza del 7,3% con un mayor crecimiento del PIB nominal y nuevas figuras fiscales. Además, Montero ha corregido a Rivera, que se jactaba del cumplimiento del objetivo de déficit de las cuentas de 2018, recordándole que el agujero acabó el año en el 2,7% frente al 2,3% previsto.

La posición del secesionismo

Por su parte, el diputado de ERC Joan Tardá ha admitido que solo una mitad de Cataluña quiere la independencia mientras que otro tanto la rechaza pero ha defendido su petición de un referéndum de autodeterminación como la opción que más gente reclama.

Tardá ha recordado que su grupo ha apoyado casi todas las iniciativas legislativas del Gobierno socialista y le ha apoyado porque asume, aunque esto genere debate interno entre los secesionistas, que su talante es más dialogante que el que habría con un Ejecutivo de PP y Cs.

El diputado ha considerado que el rechazo de Sánchez a hablar de autodeterminación “es una oportunidad perdida” “Por esta razón seguiremos trabajando para que esta oportunidad perdida no sea definitiva. Tenemos la obligación de asumir este reto y la izquierda española ha contado siempre con el republicanismo de Cataluña, cuando son tiempos difíciles y tiempos duros”, ha expuesto.

“Saben dese el primer día que no es posible la autodeterminación. Queremos un país en el que nos podamos sentir orgullosos todos, pero sin quebrar la convivencia”, le ha dicho Montero.

“Este Gobierno no puede ni quiere debatir extramuros de la Constitución española pero dentro de los límites constitucionales hay margen de mejora”, ha defendido la ministra, pidiendo a las fuerzas independentistas que reconsideren su voto porque estos son “unos Presupuestos buenos para Cataluña”, a la que destinan 2.200 millones, 900 más que el año anterior.

“Tienen tiempo, poco, hemos gastado horas de forma absurda. Pero si entienden que pueden volver” a apostar por el diálogo, permitiendo que se hable de autodeterminación, ha matizado el representante del PDeCAT, aprobar los Presupuestos “será muy fácil”.

“Tienen tiempo, poco, hemos gastado horas de forma absurda”, ha dicho, pero “que sepan todos que la responsabilidad de que si mañana prosperan las enmiendas a la totalidad, no será del PDeCAT ni del ERC sino de su Gobierno, que intuyo que quiere elecciones tanto como PP y Cs”, ha concluido.

Normas