No es un Apple Watch, sino un exclusivo reloj suizo sin manecillas ni pantalla ¿cómo da la hora?

No es un Apple Watch, sino un exclusivo reloj suizo sin manecillas ni pantalla ¿cómo da la hora?

Este exclusivo y enigmático reloj suizo cuesta más de 300.000 euros

Los smartwatch están de moda, quien más y quien menos cuenta con uno de estos dispositivos, y en los últimos años sin duda el más vendido de todos alrededor del mundo ha sido el Apple Watch. El reloj de Apple, sin ser el más bonito, ha conseguido una vez más convertirse en el principal sinónimo de reloj inteligente. Pues bien, hasta tal punto llega este referente que ahora hemos conocido un nuevo reloj de mecánica tradicional y orientado al segmento del gran lujo que nos ofrece una curiosa manera de dar la hora.

Mecánica suiza con aspecto de Apple Watch

Esta semana se ha celebrado una de las ferias de relojería de referencia, como no podía ser de otra forma, en la ciudad Suiza de Ginebra. Esta ha sido el SIHH y en ella hemos conocido un curioso modelo que es la antítesis del Apple Watch, y por qué no decirlo también, del reloj mecánico tradicional Suizo. Para un reloj creado para llevar la contraria a los amantes de los smartwatch y de los propios relojes clásicos suizos. Pues bien, este curioso reloj es el Swiss Alp Watch Concept Black de H Moser & Cie. Que como podéis comprobar se trata de un concepto de futuro reloj, pero que cuenta con un curioso planteamiento.

Apple Watch Turbillon
Parece un Apple Watch, sobre todo en su frontal, pero esconde un sofisticado Turbillon de más de 300,000 euros

Lo más curioso de este reloj, que utiliza el prestigioso mecanismo Tourbillon para contrarrestar los efectos de la gravedad sobre toda la mecánica, es que tiene un aspecto prácticamente idéntico al Apple Watch. Lo más sorprendente en este caso es que parece realmente un Apple Watch, porque han prescindido de las manecillas, por lo que en la muñeca parece el smartwatch de Apple completamente apagado, eso sí, una pequeña ventana en la parte inferior nos muestra el mecanismo del reloj, que sin duda es uno de sus grandes atractivos.

Aunque sin duda la pregunta que nos hacemos todos es que sin manecillas ni una pantalla ¿cómo da la hora? Pues bien este reloj suizo lo hace mediante sonidos generados a través de una serie de campanillas, que nos desvelan si estamos realmente atentos tanto la hora como el minuto del día. Eso sí, su precio está muy lejos del alcance de la mayoría de nosotros, ya que es de unos 310.000 euros al cambio. Como era de esperar, la primera serie ya se ha agotado, y ya están en camino una nueva hornada de relojes, ahora acabado en más colores.

Normas