Private equity

La inversión en capital riesgo pulverizó sus propios máximos en 2018

Los fondos internacionales remolcan el dato, que supone un 77% del total

La inversión en capital riesgo pulverizó sus propios máximos en 2018

No es ninguna sorpresa y durante todo el año, las cifras de inversión en capital riesgo en España apuntaban a que el sector pulverizaría sus propios máximos. El dato final se ha quedado al borde de los 6.000 millones, en los 5.844 millones tras crecer un 18% en el último año, según los datos adelantados publicados ayer por Ascri.

Este máximo histórico lo es también de inversión de fondos internacionales, que alcanzó los 4.493 millones tras crecer un 25% y apoyados en su presencia en los 8 grandes megadeals que ha vivido el mercado español (grandes operaciones). Suponen el 77% del total.

La actividad de las gestoras nacionales avanza también a buen ritmo tras repuntar un 3,3% hasta los 1.307 millones. Su campo de inversión es el mercado mediano (middle-market, en la jerga), cuya inversión se incrementa un 25% hasta los 1.467 millones.

Por sectores, el que ha recibido mayor apetito inversor es el energético con 25 inversiones por valor de 1.194 millones, aupado por la venta del 20% de Repsol en Naturgy. Le sigue la hostelería y el ocio con 1.047 y las comunicaciones, que supera los 1.000 millones gracias a la venta de Imagina a la china Hontai. Cierran la clasificación sectorial los productos de consumo (878 millones), la medicina (415 millones) y la informática (356 millones).

En cuanto a la captación de fondos por las gestoras nacionales, aumenta un 16% hasta los 2.151 millones. Se queda al borde de superar los 2.271 millones que levantó el sector en 2016, el máximo tras la crisis. Una cifra que puede ser superada este año, ya que la patronal del capital privado calcula que el mercado aún cuenta con liquidez (dry powder) por entre 4.500 millones y 5.000 millones dispuesto a invertir en España.

Las desinversiones, por su parte, han cedido un 41% frente al valor de 2017, hasta los 2.049 millones. Ascri lo atribuye a las inestabilidades de los mercados bursátiles, que han frenado las salidas a Bolsa.

Normas