Axesor asigna a Santander un rating superior al de España: A+

La entidad se caracteriza por un elevado grado de diversificación geográfica y de negocio, adecuados niveles de capital y una sólida base de depósitos

Axesor asigna a Santander un rating superior al de España: A+

Axesor estrena su división de ratings financieros asignando a Banco Santander una calificación de A+ con tendencia estable, superior a la A que la agencia concede a España y a cuatro escalones de la máxima nota de AAA. Banco Santander es la mayor entidad financiera de Europa por capitalización bursátil y cuenta un volumen de activos de 1,4 billones de euros.

Desde Axesor consideran que el perfil de riesgo de la entidad es bajo, puesto que, si bien su vocación es principalmente minorista, la compañía presenta una alta diversificación de líneas de negocio, desarrollando actividades de retail, corporativas, consumer finance, gestión de activos y banca digital, que le otorgan recurrencia en la capacidad de generación de ingresos. "Esta solidez viene respaldada por un amplio posicionamiento geográfico, representado por 10 principales regiones entre Europa y América Latina (España supone el 17% del beneficio neto consolidado)", explica la agencia en una nota. 

SANTANDER 4,06 -0,28%

Santander es líder en España con una cuota de mercado del 25% (12% antes de la adquisición de Banco Popular) del total de créditos del sistema a pymes. "La gestión de la adquisición de Banco Popular ha sido adecuada y ha proporcionado a la entidad una palanca de crecimiento en el negocio de crédito a pymes en España y Portugal", apunta Axesor.

"Aunque la calificación de la entidad no está condicionada por el rating soberano del Reino de España (A con tendencia estable), una mejora del rating de España podría conducir a una subida de la calificación del Banco Santander, siempre y cuando continúe la evolución positiva de las principales métricas de capital y calidad de los activos. Santander ostenta, a día de hoy, una robusta capacidad para cumplir sus obligaciones con terceros", añade la agencia.

Los factores clave que destaca Axesor son tres:

1) Elevada recurrencia y capacidad de generación de ingresos, dado su alto grado de diversificación. Esto, unido a la eficiencia en los costes, a pesar de los gastos extraordinarios por la integración tecnológica del Banco Popular, le posibilita una sólida generación orgánica de capital, en el entorno de un punto porcentual sobre los activos ponderados por riesgo antes de dividendos.

2) Adecuados niveles de capital en línea con su actividad, a consecuencia del bajo perfil de riesgo que ostenta la entidad (la mayor parte de la actividad se desarrolla en el segmento minorista y de banca comercial), y pese a mantenerse ligeramente por debajo de sus pares europeos. El objetivo de CET1 fully loaded es de superar el 11% para el cierre de 2018, que desde Axesor Rating consideramos como razonable.

3) Mejora de la calidad de activos y de la ratio de mora, que está por debajo del promedio nacional. La estructura de activo de Santander está dominada por una cartera de inversión crediticia muy diversificada, que representa el 60% del balance consolidado. La partida más relevante de los préstamos a la clientela son hipotecas (37%), de las que un 85% ostentan un LTV inferior al 80%, conforme a la política de riesgos conservadora de la entidad. A cierre del tercer trimestre, el volumen de NPL era de 36.332 millones de euros, un descenso del 3,4% respecto al cierre de 2017. La ratio de morosidad ex. Popular fue del 3,38% al término de 2017 (4,08% incluyendo Popular), frente al 3,93% de 2016. La previsión es que la ratio se sitúe por debajo del 4% al término del presente ejercicio.

4) Desafíos regionales. Portugal constituye, tras la integración de las carteras de Banco Popular, la región con la tasa de mora más elevada, por encima del 7%. El principal país en términos de beneficio atribuido es Brasil (26%), si bien el resultado se ha visto penalizado por la evolución de los tipos de cambio. En Reino Unido, el descenso de resultados (-9,2% interanual) obliga a una serie de desafíos, como son la mejora en la eficiencia operativa y de la calidad de la cartera de inversión crediticia en el contexto de inestabilidad regulatoria a causa del Brexit y el debilitamiento de la demanda. El entorno español se caracteriza por una fuerte competencia de precios, si bien Santander ha sido capaz de incrementar el margen de intereses, gracias principalmente al menor coste del pasivo. Los elevados márgenes operativos en mercados emergentes actúan de principal elemento contracíclico de la entidad.

5) Política de cobertura prudente, en línea con sus pares internacionales, a pesar de las divergencias en los niveles de mora por región y exposición al sector hipotecario. Las ratios de cobertura en emergentes y EE UU se mantienen muy elevadas, en este último caso por la alta exposición a consumer finance.

6) Sólida base de depósitos como fuente principal de financiación. Al cierre del tercer trimestre, Banco Santander mantiene una base muy atomizada de depósitos por un valor de 731.410 millones de euros. La relación entre depósitos y créditos es adecuada.

7) Apelación recurrente a los mercados de capitales. En los nueve primeros meses del año, Banco Santander ha emitido un total de 11.246 millones de euros (deuda subordinada, CoCos y senior non-preferred) para cumplir con los requerimientos asociados al TLAC y MREL, exhibiendo un LCR provisional del 154%, que desde Axesor consideramos como robusto. AXESOR

Normas