Por qué debes proteger tu móvil del frío invernal

Por qué debes proteger tu móvil del frío invernal

Hay razones de peso para no exponer al frío a nuestro smartphone, sobre todo en lo referente a la batería

Estos días estamos sufriendo ya heladas habitualmente en muchos puntos de España, y como es lógico, y a pesar de esta circunstancia, nuestros smartphones nos acompañan. Y como es lógico, al igual que ocurre cuando hace mucho calor, es importante proteger también a los móviles del frío extremo. En el punto medio siempre está la virtud, y eso es algo que podríamos aplicar también al uso de los smartphones en condiciones extremas. Utilizar el móvil en un entorno muy frío puede ser muy perjudicial para los terminales, os comentamos a continuación el porqué.

La batería, el componente más afectado

Como sabéis, no sólo en los smartphones, sino también en cualquier otro dispositivo que utilice aterías, el frío es uno de los peores enemigos para su funcionamiento. Ya que en temperaturas extremadamente bajas, simplemente descendiendo de los 0 grados, es muy posible que la batería comience a fallar, incluso provocando apagados repentinos. Para que os hagáis una idea, Apple recomienda utilizar el iPhone XS con temperaturas de 0 a 35 °C, todo lo que exceda esos límites no nos asegura un buen funcionamiento del terminal. Porque con el frio helador de estos días la pantalla también puede llegar a agrietarse, o incluso dañarse componentes internos.

Smartphone frio
Hay que tener cuidado de dónde sacamos a pasear el móvil este invierno

Un dato curioso es que el iPhone XS Max cuenta con otros parámetros de funcionamiento en cuanto a temperatura, cuando hablamos del almacenamiento interno. Este puede sufrir problemas si estamos en un entorno por debajo de los 20 grados bajo cero, pudiendo incluso llegar a perder determinada información. El componente táctil de la pantalla también puede dejar de funcionar excediendo estos extremos de temperaturas. Y cuando hablamos de móviles acabados en metal, hay que tener mucho cuidado, porque igual que por sobrecalentamiento puedes sufrir quemaduras en las manos, el frío extremo puede hacer que las manos se peguen literalmente al chasis del Smartphone.

Para ello lo mejor es utilízalos con guantes compatibles con pantallas táctiles. Los mejores consejos sin duda es que no nos dejemos el móvil olvidado en un lugar frío, el más común es en el coche por la noche, por poner un ejemplo. Lo mejor siempre es llevarlo protegido con una funda, y entre nuestra ropa, para que el calor corporal pueda mantener lo mejor posible el calor dentro del terminal. El sentido común es nuestro mejor aliado en estos casos, y recordar siempre que los extremos no son buenos, por lo que cuanto más lejos del calor y frío extremo esté tu móvil, mejor para sus componentes y su vida útil.

Normas