Supervisión

El Banco de España aconseja aprovechar la expansión económica para ganar margen de maniobra presupuestario

El Gobernador Hernández de Cos admite que la actual fase de recuperación de la economía española se ha visto favorecida por la contención de los salarios

El Banco de España aconseja aprovechar la expansión económica
para ganar margen de maniobra presupuestario

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha aconsejado no desaprovechar el momento cíclico actual de expansión económica con el fin de afrontar vulnerabilidades y retos de la economía española y para ganar un margen de maniobra presupuestaria que sea capaz de afrontar futuras situaciones cíclicas adversas.

Así lo ha afirmado De Cos con motivo del acto de conmemoración del 25 aniversario de la agencia de calificación Moody's en España, en el que ha urgido a priorizar un proceso de "consolidación fiscal" que permita disminuir el déficit público y acelerar la reducción de la ratio de deuda pública sobre el PIB.

En el mercado de trabajo, De Cos ha destacado los problemas que aún "persisten", como la "excesiva temporalidad", la rotación del empleo y la "reducida" dispersión de las condiciones salariales entre empresas. En este sentido, ha admitido que la actual fase de recuperación de la economía española se ha visto favorecida por la contención de los salarios.

Este avance de la economía iniciado en 2015 ha permitido, según él, disminuir el déficit debido a la propia mejora cíclica de la economía y a los menores gastos en intereses, gracias a las políticas expansivas llevadas a cabo por el Banco Central Europeo. No obstante, califica de "insuficiente" esta rebaja del déficit, como muestra la poca variación que ha sufrido en este periodo el saldo primario estructural, que excluye el pago de los intereses de la deuda.

Otros de los retos que ha señalado es la situación actual del sistema de pensiones, sobre el que ha pedido otras medidas que compensen el incremento del gasto público en las pensiones como consecuencia de la evolución demográfica y de los desarrollos legislativos más recientes orientados a un "debilitamiento" de los mecanismos de reequilibrio, como el factor de sostenibilidad o el índice de revalorización de las pensiones.

Por ello, también ve necesario alcanzar un equilibrio entre las tasas de sustitución que el sistema pretende asegurar, es decir la relación entre la pensión y el último salario percibido, y la obtención de los ingresos necesarios para garantizar la sostenibilidad del sistema a largo plazo, así como reforzar la contributividad del sistema, es decir la relación entre las contribuciones realizadas y las prestaciones recibidas.

RENTABILIDAD DE LA BANCA

Respecto al sector bancario, De Cos ha puesto en valor los avances logrados en los últimos años en términos de rentabilidad, solvencia y liquidez, aunque ha destacado algunos otros aspectos negativos como que los activos dudosos y adjudicados sigue estando por encima del nivel observado antes de la crisis, lo que sigue afectando negativamente a la rentabilidad de las entidades.

De hecho, esta rentabilidad aún continúa por debajo de la registrada hace diez años, y tendrá que seguir enfrentándose a la actividad en el extranjero de la banca, que, pese a su expansión internacional, no está exenta de las dificultades que están atravesando las economías emergentes a las que la banca española se halla expuesta.

Ante esta situación, De Cos ve necesario que las entidades españolas profundicen en la aplicación de políticas de gestión activa de sus activos improductivos.

ITALIA: "RETO DE PRIMER ORDEN"

Además del riesgo existente en los países emergentes, el gobernador del Banco de España ha calificado de "reto de primer orden" para la Unión Económica y Monetaria la incertidumbre política desatada por la negativa de Italia a reformular sus cuentas públicas para que encaje en los requerimientos comunitarios.

También las políticas restrictivas comerciales, junto con las dificultades transitorias en la industria automovilística, la incidencia de las huelgas y la mala climatología, ha provocado que la zona euro, tras experimentar un "notable" impulso el pasado año, haya experimentado una desaceleración "más intensa" de lo inicialmente anticipado.

Para afrontar de una mejor manera las futuras crisis que puedan ocasionar todos estos elementos, De Cos ha instado a completar los avances ya realizados en el ámbito de la gestión de crisis, como la creación del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), y en el de reducción de riesgos de ámbito financiero, como la puesta en marcha de dos de los tres pilares esenciales de la Unión Bancaria: el Mecanismo Unico de Supervisión (MUS) y el Mecanismo Unico de Resolución (MUR).

Normas