Industria

La española Network Steel compra la planta de Vestas en León

Invertirá entre 70 y 110 millones de euros y generará inicialmente 200 empleos

El nuevo inversor, especializado en productos metalizados, entrará el 1 de enero y la contratación de trabajadores comenzará en marzo

La española Network Steel compra la planta de Vestas en León

 El grupo industrial español Network Steel se hará cargo a partir del próximo 1 de enero de la fábrica de Vestas en Villadangos del Páramo (Léon), en la que invertirá entre 70 y 110 millones de euros con la previsión de crear hasta 350 empleos.

Meses después del anuncio de cierre de la planta leonesa del fabricante de aerogeneradores danés, la compañía metalúrgica Network Steel ha suscrito un acuerdo para comprar la fábrica y adaptarla a la nueva producción, tal y como ha avanzado esta mañana la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.

El acuerdo contempla la creación de una bolsa de empleo que permitirá a los trabajadores acceder a unos 350 puestos de trabajo directos que ofrecerá la compañía de aquí a 2020 y cuya contratación de trabajadores comenzará en marzo.

Según ha señalado Maroto, en el proceso tendrán prioridad los antiguos trabajadores de Vestas, mientras que el Gobierno y la Junta de Castilla y León se han comprometido a construir y cofinanciar un ramal ferroviario, así como accesos viarios para facilitar la salida de la producción de la nueva planta, que, además, generará 1.000 empleos indirectos.

Además, el grupo industrial español, especializado en transformados del acero y que cuenta con fábricas en Aranda de Duero (Burgos) y Cantabria, ampliará la factoría de Vestas hasta los 35.000 metros cuadrados, con más de tres cuartas partes de nueva construcción.

Las infraestructuras ferroviarias permitirán aglutinar en León un nudo logístico y siderúrgico con acceso a los mercados de España y Portugal, y conectado con los puertos marítimos.

Network Steel considera que la inversión en León supone un importante compromiso por la industria española y el mercado europeo del acero con la que "completará y reforzará" a sus instalaciones en Castilla y León y Cantabria.

Con sede en Madrid y capital 100 % español, Network Steel es el mayor importador de acero plano de la península, con siete plantas de producción y transformación de acero en España y Portugal.

El grupo, que da empleo a más de 300 personas, alcanzará este año una facturación de unos 700 millones de euros y unas ventas de más de un millón de toneladas de acero.

Tras el acuerdo, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha subrayado que se trata de una "magnífica noticia" que garantiza el futuro y empleo para la planta de Vestas en León, y ha agregado que el trabajo del Ministerio de Industria y "la lucha de los trabajadores y trabajadoras ha dado sus frutos".

Maroto ha apuntado que era importante que el nuevo inversor fuera "español e industrial", y ha calificado el acuerdo de "muy bueno" para los trabajadores y sus familias.

Además, el ministerio se ha comprometido a una serie de medidas en materia de financiación, para poder desarrollar todas las capacidades que el grupo quiere implementar en la planta y a trabajar con otros departamentos ministeriales para apoyar con financiación la infraestructura logística para movilizar el material que se fabricará.

Dichas ayudas saldrán del Plan Reindus, que estará dotado en su conjunto con 400 millones de euros y que está previsto que en dos semanas pase por el Consejo de Ministros. Además, el Gobierno quiere aprobar antes de fin de año un decreto de urgencia para la industria electrointensiva.

Tras el acuerdo con Network Steel, el alcalde de León, Antonio Silván, ha asegurado que la factoría se convertirá en uno de los mayores proyectos siderúrgicos de España y que es una noticia "importantísima" para el empleo de León, que demuestra la importancia de la implicación de todos los actores sociales y la importancia de la unidad de acción.

Por su parte, la consejera de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León, Pilar del Olmo, ha mostrado su confianza en que se revitalice la zona y se convierta en "un polo industrial de la industria metalúrgica", en tanto que los sindicatos han mostrado hoy su "satisfacción" tras unas negociaciones que han calificado de "complicadas y duras"

Normas