Cuando el tamaño del plan de pensiones no es sinónimo de rentabilidad

Los diez mayores planes de pensiones individuales están gestionados por la gran banca y tienen el ahorro de casi millón y medio de partícipes

Ofrecen rendimientos por debajo de la media e incluso pérdidas en los últimos años, con contadas excepciones

Planes de pensiones pulsa en la foto

El tamaño de un plan de pensiones dista mucho de ser garantía para su rentabilidad. Aun al contrario, y del mismo modo que sucede con los fondos de inversión, los planes de pensiones con mayor volumen de patrimonio, y también mayor número de partícipes, no destacan por su rendimiento histórico.

Gestionados por las grandes entidades bancarias del país, su discreta evolución en términos de rentabilidad –cuando no abiertamente deficitaria– refleja el escaso nivel de exigencia de los partícipes de planes de pensiones españoles hacia un producto de inversión a muy largo plazo y diseñado para la desafiante misión de complementar la pensión pública.

Entre los diez mayores planes de pensiones individuales del mercado español, que en conjunto sirven de ahorro para 1,46 millones de partícipes, apenas un par superan a la media en rentabilidad, mientras que el resto o bien ofrece rendimientos reducidos en los últimos tres y cinco años e incluso negativos en esos períodos.

El mayor plan de pensiones del mercado, con 260.546 partícipes, es el CaixaBank Equilibrio. Gestiona un patrimonio de casi 3.600 millones de euros, con una pérdida en lo que va de año del 2,89%, según datos recogidos por VDOS. Este plan de renta variable mixta sufre como la inmensa mayoría la mala evolución de los mercados financieros en este ejercicio, si bien su rendimiento histórico es modesto, muy distante de los mejores planes de su categoría.

Entre los grandes, el mejor en los 10 últimos años es un plan mixto gestionado por Vidacaixa, el CaixaBank Crecimiento

En la última década, su rentabilidad anualizada es del 2,02%, frente al 9% del Bestinver Plan Mixto, el producto más rentable de renta variable mixta a ese plazo y también el que mayores ganancias anuales arroja en los últimos 15 y 20 años, del 7,66% y el 8,8%, respectivamente. Este plan este año sufre una pérdida del 6,37% a octubre.

El segundo plan de pensiones individual por volumen de patrimonio, CaixaBank Crecimiento, también está gestionado por VidaCaixa. Con más de 140.000 partícipes, gestiona 2.274 millones de euros de ahorro y sí arroja una rentabilidad histórica más favorable al partícipe que el CaixaBank Equilibrio. De hecho, se coloca entre los diez planes más rentables de los últimos 15 y 20 años y en la última década, su rentabilidad anual es del 5%. En el último lustro, ganó el 3,27% en tasa anualizada. En su buen comportamiento tiene que ver el mayor componente de inversión en Bolsa. Así, este plan mixto puede invertir el 40% en renta variable y el 60% en renta fija, mientras que en el CaixaBank Equilibrio el peso de la renta fija sube al 75% de la cartera.

Entre los diez mayores planes de pensiones también destaca por su rentabilidad el BBVA Protección 2025. Cuenta con más de 107.500 partícipes, con un patrimonio bajo gestión de 1.427 millones de euros y con una de las mejores trayectorias dentro de la clasificación de Inverco de planes garantizados. Su balance en el año es plano; en el último lustro gana el 6,17% anual y en la última década, el 4,57% anual.

En la última década, dentro de los planes garantizados, destaca por rentabilidad un plan gestionado por VidaCaixa, ya cerrado, con tan solo 235 partícipes y 2,89 millones de euros de patrimonio, el PlanCaixa Superación. Acumula una rentabilidad anual en los últimos 10 años del 5,56%.

Entre los diez planes de mayor tamaño y número de partícipes, solo cinco tienen una antigüedad que permita analizar su evolución en rentabilidad en la última década. Y en este grupo, aparecen dos planes con rendimientos mucho más mediocres, por debajo de lo recomendable para una inversión a largo plazo y a pesar de ser planes mixtos y no estrictamente de renta fija. El BBVA Plan Multiactivo Conservador –con más de 112.000 partícipes– gana el 0,94% anual en el último decenio y arroja una pérdida anualizada del 0,64% en el último lustro.

El Bankia Cauto pierde el 0,47% anual en el último lustro y gana apenas el 1% en la última década. Tampoco es reseñable la evolución de los dos mayores planes de Santander – Mi Plan Santander Prudente y Mi Plan Santander Moderado–. El primero pierde el 0,66% anual en el último lustro y el segundo gana el 0,99% en ese período.

Fuerte captación en los planes menos rentables

En lo que va de año, el plan de mayor tamaño que más captación neta logra es el CaixaBank Destino 2022, con 506,7 millones de euros, seguido del BBVA Plan Multiactivo Conservador, con 433 millones y un pobre rendimiento en la última década.

Por el contrario, los planes con mejor trayectoria de rentabilidad reciben aportaciones netas muy inferiores: 99,8 millones el CaixaBank Crecimiento y 7,5 millones el BBVA Protección 2025. La trayectoria de rentabilidad no guía por tanto las decisiones de los clientes de los grandes bancos.

Normas