Telefónica ultima un nuevo plan de empresa enfocado en el crecimiento

Convoca su cumbre de directivos para la próxima semana

El nuevo plan sustituirá al “Elegimos todo”, lanzado en 2015

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.

Telefónica ya está acelerando en los preparativos en uno de sus eventos principales, la cumbre global de directivos. El encuentro tendrá lugar la semana que viene, los días 29 y 30 de noviembre, en la Caja Mágica en Madrid, y contará con la presencia de cerca de 900 ejecutivos de las distintas filiales de la teleco a ambos lados del Atlántico. La cumbre estará abierta al conjunto de la plantilla, que podrá seguir la reunión a través de los canales online.

La compañía aprovechará el evento para presentar el denominado plan de compañía interno, en el que se actualizarán objetivos y oportunidades de negocio, además de tratar fórmulas y herramientas para ver de qué forma se puede avanzar más. El plan estará enfocado en crecimiento.

Un mensaje de impulso tras una época en la que gran parte de los esfuerzos internos se han centrado en el control de costes para reducir la deuda. El enfoque de crecimiento gana relevancia en un momento en el que el conjunto del sector de las telecos está estancado, en buena medida por la presión competitiva.

El plan, en el que la teleco ha estado trabajando en los últimos meses (ha contado con expertos de consultoras como McKinsey), está planteado internamente, si bien la empresa irá viendo qué parte se puede extender a su operativa externa.

Este será el primer plan de empresa de Telefónica que llega de la mano de José María Álvarez-Pallete como presidente, y vendrá a sustituir al lanzado en la cumbre de directivos celebrada a final de 2015, en los últimos meses de la etapa de César Alierta en la presidencia, con el lema “Elegimos todo”. Ahora el grupo planea lanzar otro lema.

Al evento, con el que la compañía busca motivar a mandos y empleados, acudirán también invitados de fuera. El pasado año, la estrella fue el CEO de Netflix, Reed Hastings. Su charla con Pallete abrió una nueva etapa en la relación entre ambas compañías, y el propio ejecutivo español planteó el objetivo de impulsar la colaboración con terceras empresas, de todos los sectores. A lo largo del año, esta política se ha materializado con las alianzas con Netflix en el área televisiva, y Amazon en el cloud, entre otras.

La cumbre llega en un momento de menor presión para Telefónica en los mercados financieros. Las matildes han rebotado cerca de un 10% desde su mínimo de la última década, registrado en septiembre, y han recuperado la cota de los siete euros. Ahora bien, en la empresa se considera que los mercados infravaloran la acción. En la actualidad, el precio objetivo medio de la acción de Telefónica de los analistas que siguen a la teleco, según Reuters, es de 8,93 euros, lo que supone un potencial de casi un 22%.

Pallete, en cualquier caso, ha insistido en distintas ocasiones en que el mercado reconocerá el valor de Telefónica más allá de la coyuntura actual. En septiembre, en una conferencia organizada por Deusto en Bilbao, afirmó que gestiona la compañía pensando en los próximos 30 años y no solo en el siguiente trimestre.

Digitalización

El directivo ha defendido la apuesta de Telefónica por la digitalización, tanto externamente con la venta de nuevos servicios, como internamente, al reforzar los canales online para la relación con el cliente y extender el uso del big data (el big data fue uno de los pilares del anterior plan de empresa). La teleco se ha centrado en los últimos tiempos en la conectividad, con el despliegue de las redes de nueva generación de 4G y fibra. La teleco está replicando en Latinoamérica la estrategia de despliegue aplicada en España, que va a ser el primero de los grandes países europeos en apagar la red de cobre, algo previsto para 2024, coincidiendo con el centenario de Telefónica.

De igual forma, la teleco ha reforzado la apuesta por la televisión de pago y los contenidos, y ha atacado los negocios como el big data, el internet de las cosas, la ciberseguridad y el cloud. Así, los ingresos por los servicios digitales ya suponen casi el 14% del total del grupo.

Telefónica sigue con el proceso de digitalización con la llegada de Movistar Home, el dispositivo del hogar para interactuar con Aura, su asistente digital (gran apuesta tecnológica del grupo), y el impulso al futuro móvil 5G.

Normas