Ya es posible encargarle al móvil que llame y reserve mesa en un restaurante

Ya es posible encargarle al móvil que llame y reserve mesa en un restaurante

Duplex llega a los primeros móviles de Google

Diez años atrás pensaríamos que estábamos dentro de una película de ciencia ficción, pero nada más lejos de la realidad, porque es precisamente esta la que nos brinda uno de los avances en inteligencia artificial más “alucinantes” que hemos conocido en los últimos años. En el pasado Google I/O veíamos con asombro cómo el Google Pixel era capaz de llamar por teléfono al restaurante por nosotros para hacer una reserva, algo que comienza a ser realidad para algunos usuarios de estos smartphones.

Duplex comienza a llegar a los Google Pixel 3

Algunos usuarios estadounidenses de los Google Pixel 3 y 3 XL están viendo como una de las funciones más esperadas para sus móviles está llegando a sus terminales. Se trata de la función conocida como Duplex, y que es precisamente la que nos ofrece la posibilidad de realizar llamadas a determinados comercios, como restaurantes o peluquerías, para que un bot de Google Assistant sea capaz de mantener una conversación para poder reservar mesa en nuestro restaurante favorito.

Algo que no hace aleatoriamente, sino que tiene en cuenta nuestra agenda, hábitos a la hora de asistir a estos lugares y una serie de variables que permitirán al asistente reservar la mejor hora para que podamos asistir a la cena o comida deseada. La función llegará por completo a los usuarios de los Google Pixel en el mes de diciembre, y de momento sólo estará disponible en restaurantes de Estados Unidos, ya que este servicio necesitará de un periodo de prueba para comprobar que funciona correctamente.

De hecho Duplex, cuando realice una llamada, lo primero que dirá al personal que se ponga al teléfono en el restaurante u otro comercio será que se trata de un bot de Google y que grabara la llamada, aunque como es lógico, es bastante reconocible que se trata de un bot y no de una persona la que habla en ese momento. Sin duda es una característica realmente sorprendente, y que sólo representa la punta del iceberg de lo que será capaz de hacer un bot cuando haya inteligencia artificial de por medio, algo con lo que nos familiarizaremos en un futuro muy próximo, la interacción con bots.

Normas