El banco pagará todos los gastos de la hipoteca menos el de tasación

Los grupos políticos llegan a un acuerdo en la tramitación de la norma

Se amplía a 10 días el plazo para que el cliente entregue la información

Una pareja pasea junto a un cartel de comercialización de hipotecas.
Una pareja pasea junto a un cartel de comercialización de hipotecas.

Los grupos parlamentarios del Congreso han logrado consensuar el reparto de los gastos de la hipoteca que figurará en la futura ley hipotecaria. En el documento (una enmienda transaccional) acordado por PP, Ciudadanos, PDeCat, PNV y PSOE, se ha dejado al consumidor el pago de la tasación, mientras que la entidad financiera se hará cargo del resto de los gastos. Podemos, no obstante, no ha apoyado este documento al mantener su enmienda por la que reclama que el banco se haga cargo de todos los costes, incluido el pago de la tasación.

Varios diputados, sin embargo, aseguran que el hecho de que la tasación sea abonada por el cliente es importante porque le permite acudir con su propia valoración a varios bancos, algo que no podría hacer si lo costea la entidad financiera.

Tras la aprobación de la enmienda transaccional, los bancos, antiguas cajas de ahorros e incluso las cooperativas de crédito tendrán que asumir los gastos correspondientes a la escritura de la hipoteca, la gestoría y el arancel notarial. Serán así las entidades financieras las que tengan que pagar los costes de la primera copia del contrato, aunque en caso de que el cliente solicite una copia, deberá asumir su coste.

Fuentes financieras mantienen que, tras el real decreto ley publicado el pasado sábado por el que los bancos corren con todos los gastos de los actos jurídicos documentados (AJD), los nuevos costes son menores, ya que el impuesto AJD representa alrededor del 75%. Pese a ello, afirman que “es un suma y sigue. Parece que recibir una hipoteca es un derecho constitucional, y el único beneficiado por el contrato es el banco, cuando la realidad es que los beneficiarios son la entidad, que hace negocio, y el cliente porque quiere tener una vivienda propia”.

En el reparto de gastos también se ha dispuesto que la entidad financiera asuma el impuesto de AJD, en línea con el decreto ley aprobado por el Gobierno y en contra de la decisión adoptada por el Tribunal Supremo. Con la incorporación en la nueva ley “se refleja el reparto de los gastos para eliminar la litigiosidad”, aclaró el diputado socialista Gonzalo Palacín. “Al regularlo en una ley y no en decreto ley limitado por el artículo 86 de la Constitución, se aclara la cuestión del sujeto del impuesto y se da seguridad jurídica”, añadió el diputado de Ciudadanos, Francisco de la Torre, también ponente de esta norma, que lleva ya un retraso de dos años y medio sobre las exigencias comunitarias.

En esta futura ley, que debe pasar aún por su aprobación en el Congreso y en el Senado, el banco debe aceptar la tasadora que presente el cliente siempre que esté homologada. De esta forma, se impedirá que las entidades puedan imponer tasadoras.

Otra novedad de este documento es que se amplia de siete (plazo fijado en el anterior proyecto redactado con Luis de Guindos como ministro de Economía) a diez días el plazo para que el cliente entregue la información personalizada de su hipoteca “porque favorece su análisis por el prestatario y le permite buscar alternativas de financiación”, reza el documento.

Los partidos políticos han pospuesto a la próxima semana cerrar un texto de la nueva Ley de Crédito Inmobiliario, pese a haber pactado ya (y siete días más tarde de lo previsto) la ponencia sobre este proyecto de ley que regula los contratos de crédito inmobiliario.

Los diputados decidieron retrasar el debate a la espera de contar con la decisión del Tribunal Supremo sobre el impuesto de actos jurídicos documentados, y por el camino se ha entrecruzado la decisión del Gobierno de que fuera la banca y no el cliente quien pague el impuesto AJD.
El PP, no obstante, no desiste de intentar eliminar el impuesto de AJD durante la tramitación de la reforma de la ley hipotecaria.

CyL trata de impedir que la banca se beneficie de tipos reducidos en AJD

La consejera de Economía y Hacienda
de Castilla y León (CyL), Pilar del Olmo, ha reconocido hoy que su
departamento está estudiando "cómo legislar para que los bancos no se beneficien"
de los tipos reducidos que la Junta aplica en el impuesto de las hipotecas
(AJD) para jóvenes, entre otros grupos.

En una contestación ante el Pleno de las Cortes de Castilla y León,
Del Olmo ha asumido que la sentencia del Tribunal Supremo sobre el impuesto
de las hipotecas y la nueva normativa aprobada por el Gobierno generan
a la Junta el "problema" de que los menores de 36 años, las personas
discapacitadas y las familias numerosas prácticamente no pagaban este
impuesto como incentivo fiscal, y ahora buscan la fórmula para que los
bancos no puedan beneficiarse de esta medida.

La consejera ha contestado así a una pregunta formulada por el procurador
de Podemos Félix Díez, quien ha pedido a la Junta que "no se ponga del
lado de la banca sino de la gente" y promueva que los bancos devuelvan
a los contribuyentes castellanoleoneses los 3.000 euros de media que
en los últimos 4 años habrían pagado en concepto de Impuesto de Actos
Jurídicos Documentados.

Díez ha mostrado al plenario una reproducción de un billete de grandes
dimensiones en el que se podía ver la cantidad de 3.000 euros y el rostro
del presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes.

Del Olmo ha asumido que la reciente resolución del Supremo, que revocó
lo dictado en una sentencia por el mismo tribunal sobre quién debía pagar
el impuesto de las hipotecas, ha generado "cierta inseguridad y cierto
malestar", pero ha comprometido el "respeto escrupuloso" a las sentencias
"vengan de donde vengan".

La consejera ha acusado a Podemos de "desprestigiar" las instituciones
y de aplicar la "demagogia barata y pura" para ocultar su "ignorancia"
sobre la normativa fiscal que afecta a la Comunidad.

Calviño dice que el Gobierno ayudará al sector a recuperar su prestigio

La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, ha asegurado que el Gobierno está comprometido con la recuperación del prestigio del sector financiero y que para ello trabaja en la creación de una Autoridad Macroprudencial y otra Autoridad para la Protección del Cliente Financiero.

En un diálogo organizado por la Cámara de Comercio de EEUU en España,
Calviño ha afirmado que la recuperación del prestigio de la banca "depende
de todos, también del sector financiero".

Ha dicho que es "absolutamente contraproducente plantear el debate en términos de ciudadanos contra banca o de bancos contra ciudadanos", al surgir en la conversación el tema del desprestigio del sector financiero tras cuestiones como la sentencia del Supremo sobre el impuesto de las hipotecas.

"La percepción que tiene una parte de la sociedad española es que los costes (del rescate financiero) los ha pagado el ciudadano español", ha afirmado la ministra.

"Una parte del aumento de la deuda pública ha venido de la absorción de la deuda privada de todas esas entidades financieras que debieron ser saneadas (...) No podemos olvidar que esa es la sensación que tiene el ciudadano, que con el coste de la crisis y con el dinero de los contribuyentes se ha saneado el sector financiero", ha añadido.

A su juicio, en este contexto la acción del Gobierno ha consistido en garantizar las seguridad jurídica y en reforzar los instrumentos de protección, un objetivo del que surgirá la nueva Autoridad de Protección del Cliente Financiero.

La ministra se ha mostrado convencida de que el propio sector apoyará la creación de esta nueva institución que está llamada a dirimir las diferencias que puedan surgir entre las entidades financieras y sus clientes.

Normas