Se disipa la esperanza de un alza de dividendos en Unicredit

Baja su objetivo de capital al 12%-12,5% para 2019

Sede de Unicredit en Milán (Italia).
Sede de Unicredit en Milán (Italia).

Las esperanzas de los inversores de Unicredit de obtener robustos dividendos están empezando a disiparse. El principal banco de Italia por activos ha usado un resultado relativamente sólido en el tercer trimestre para amortizar sus activos turcos y provisionar su litigio en EE UU por presunta infracción de las sanciones a Irán. Más preocupante aún es la reducción de sus objetivos de capital.

El equilibrio en junio-septiembre se debió principalmente al deterioro de su participación indirecta del 41% en Yapi Kredi, que en junio valía 2.500 millones. Ahora apenas vale 1.000 millones después de las graves turbulencias del mercado turco, además de otras pérdidas en el mercado de divisas. Unicredit también aumentó las provisiones trimestrales en un 12%, hasta 741 millones, en vista de un próximo acuerdo con Washington por el asunto de Irán.

Más allá de las provisiones, tuvo un sólido rendimiento operativo. El beneficio neto trimestral ajustado fue de 875 millones, justo por debajo del consenso. Consiguió incrementar los préstamos netos en 10.000 millones a pesar de la desa­celeración económica del mercado italiano.

Pero su ratio de capital bajó al 12,1%. Dadas sus promesas de dividendos, no es mucho. El banco pagó el 20% de sus ganancias en dividendos en 2017, una de las ratios más bajas entre los principales bancos. Ha prometido elevar ese nivel al 30% en 2019 y al 50% posteriormente si su ratio de capital común Tier 1 se fortalece por encima del 12,5%.

Pero el jueves bajó ese objetivo al 12%-12,5% para 2019. Esto da un margen de maniobra limitado para subir el dividendo. Con un 2,7%, su rentabilidad por dividendo está muy por debajo de la media de casi el 5% de los principales bancos de la UE y del 10% de Intesa Sanpaolo.

Por supuesto, las expectativas de dividendos no son lo único para los inversores. Las acciones cotizan a la mitad del valor contable tangible, y siguen muy baratas. Pero los inversores que se preguntan si Unicredit es una ganga total tienen ahora menos razones para hacerlo.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Normas