X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Los empresarios de Madrid demandan a Carmena por “expropiar” pisos turísticos

Asotur presenta dos recursos contra el plan que prohibe el alquiler

Obligará a que las casas tengan acceso directo desde la calle

Chema González, presidente de Asotur.

Los empresarios que gestionan viviendas turísticas en Madrid han pasado a la acción ante la falta de diálogo con el Ayuntamiento que dirige Manuela Carmena. El pasado 26 de julio, la Junta de Gobierno del consistorio madrileño dio luz verde al Plan Especial de Regulación del Hospedaje, diseñado para regular las viviendas turísticas en el centro de la capital.

Las dos medidas más controvertidas de ese plan, que afecta a los pisos turísticos situados en los barrios más céntricos, son la limitación a 90 días para el alquiler de viviendas por parte de particulares (si se supera esa cifra tendrá que solicitar una licencia de actividad profesional) y la obligatoriedad de que todas las casas cuenten con un acceso independiente desde la calle y además con una recepción diferenciada de la entrada.

Este último requisito supondría, según estimaciones empresariales, la ilegalización de facto del 95% de los pisos turísticos situados en el centro de la capital, ya que no cumplen ninguna de las dos premisas. De hecho todavía no está claro si la norma se aplicaría a todas las viviendas turísticas que hay en el centro de Madrid o solo afectaría a las nuevas aperturas, tal y como interpretan los afectados.

Los empresarios implicados por esta medida han tratado de modificar el texto durante el trámite de enmiendas, finalizado el pasado 28 de septiembre, y al no haber logrado su propósito, han optado por dar un paso más y acudir a los tribunales. La Asociación de Gestores de Viviendas de Uso Turístico de Madrid (Asotur), que representa a las 25 empresas más importantes del sector y a más de 1.000 viviendas, ha sido la primera que ha optado por la vía judicial y presentó la pasada semana dos demandas contra el Ayuntamiento de Madrid.

La primera denuncia el Plan Especial de Regulación de Hospedaje al considerar que invade competencias de la comunidad autónomas, “con el objetivo de poder imponer limitaciones y restricciones extraordinarias a la actividad económica del sector turístico”. Desde Asotur se justifica además que la propia Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) ya ha informado que la regulación que pretende introducir el Ayuntamiento “no tiene cobertura y vulnera los principios básicos de la Ley de Garantía de la Unidad de Mercado”.

Chema González, presidente de Asotur, recalca que la segunda demanda se presenta contra la estrategia global que viene desarrollando el Ayuntamiento de Madrid en el caso de las viviendas turísticas desde el mes de marzo. “Esta persigue cerrar por la vía de hecho las viviendas de uso turístico que ya operan legalmente en la ciudad. Estos cierres constituyen un intento de expropiación encubierta, sin amparo legal”, asegura.

Política de vivienda
El recurso de Asotur será el primero de otros muchos que llegarán por parte de propietarios particulares y profesionales. Otra de las asociaciones que baraja demandar a Carmena es Madrid Aloja, que justifica la norma del ayuntamiento de Madrid por la ausencia de una política de vivienda. “No ha construido una sola vivienda en los últimos tres años y medio. Se paralizaron los desarrollos del Sureste y se retrasó la Operación Chamartín. Hay que cambiar el modelo y empezar a hacer viviendas solo de alquiler y esto el Ayuntamiento de Madrid no lo ha sabido hacer. Ante la falta de solución se ha buscado un culpable y al parecer somos las viviendas de uso turístico”, recalcan desde la citada asociación.

En cualquier caso, los propietarios de viviendas turísticas en Madrid, tanto particulares como profesionales, confían en que sea la propia CNMC la que desactive la normativa impulsada por Madrid. Este organismo ya presentó en agosto una demanda contra el anterior plan de Carmena para frenar el fenómeno de las viviendas turísticas. Este fijaba una moratoria de un año, ampliable a otro más, en el que no se concederían licencias, tanto a hoteles como pisos turísticos, hasta aprobar una normativa.

La CNMC ha prometido especial celo al revisar el contenido del Plan Especial de Regulación del Hospedaje, que se aprobará definitivamente en breve. Esta advertencia anticipa que seguramente recurrirá la nueva norma, al igual que ha hecho con otras municipales que limitaban la presencia de pisos turísticos en los cascos históricos. Es el caso de Bilbao o San Sebastián, cuyas legislaciones en esa materia han sido recurridas por limitar “a plantas bajas o primeras plantas” los pisos turísticos. En el caso de San Sebastián amplía su denuncia ante la prohibición de que haya nuevas viviendas en determinadas zonas del centro de la ciudad.