La tarjeta microSD de 512GB de Samsung cuesta tanto como un móvil de gama media

La tarjeta microSD de 512GB de Samsung cuesta tanto como un móvil de gama media

Cuestan tanto como un móvil de gama media

El Samsung Galaxy Note 9 ha llegado al mercado con versiones de 512GB de memoria RAM, una cifra sin precedentes que es aún más asombrosa si tenemos en cuenta que el phablet es compatible con tarjetas microSD de hasta 512GB también. Esto de facto permite al Samsung Galaxy Note 9 contar con una monstruosa memoria de almacenamiento de 1TB, algo sencillamente espectacular y que no hemos visto habitualmente. Ahora es posible hacerlo, al menos con la tarjeta microSD nativa de Samsung, que ya ha sido listada en una de las páginas oficiales de la firma en Europa.

Con el mismo precio que un Smartphone de gama media

Como suele ocurrir, vivir a lo grande no sale barato, y eso es lo que ocurre con el Samsung Galaxy Note 9 y su nueva tarjeta microSD de 512GB. Si tenemos en cuenta que el Note 9 cuesta algo más de mil euros, el precio de esta tarjeta microSD puede ser de hasta barato, pero si tenemos en cuenta que la nueva tarjeta microSD de Samsung de 512GB cuesta 289,99 euros, podemos verlo desde un prisma muy distinto. De hecho ese es el precio con el que contaría la tarjeta, y que es tanto o más que la mayoría de móviles de gama media.

microSD 512GB
El precio de la microSD 512GB de Samsung es tan alto como el de un móvil de gama media

Por tanto, si queremos contar con 1TB de almacenamiento en el Samsung Galaxy Note 9 y contar con la garantía de los productos del fabricante, nos tocará desembolsar un dinero considerable. Eso sí, esta tarjeta garantiza la mayor velocidad de transferencia posible, ya que es una tarjeta de clase 10, que puede escribir a velocidades de 100 y 90 megas por segundo, pudiendo almacenar hasta 24 horas de vídeos en calidad 4K y más de 150.000 imágenes.

El dato de la velocidad de escritura es esencial si queremos grabar vídeo 4K en la tarjeta de memoria, ya que la cantidad ingente de datos que necesita escribir el teléfono con uno de estos vídeos sería imposible en una tarjeta de memoria microSD de menor calidad, o de especificaciones más ajustadas. Ahora bien, hay que tener en cuenta que el precio de esta tarjeta triplica al del mismo modelo, pero de 256GB, por lo que es una compra que hay que meditar muy bien en base a nuestras necesidades reales.

Normas